4.5.08

Hoy Rosa hace las paces con el mundo

Y yo lo escribo.


Rosa regresaba a su casa justo durante el apagón que dejó a Caracas sin luz el martes pasado. Venía de la Universidad, sí, estaba en la universidad, esa donde entrar es muy difícil y donde no importa el dinero que tengas solo tu inteligencia, Rosa no tenía mucho de lo primero pero de lo segundo Dios le había dado de más.

Rosa había nacido en un barrio de Caracas donde el acceso a todo parecía muy cuesta arriba. Pero Rosa creía, creía en ella, en su hermana y en su madre, sí, su madre, esa misma que hacía hasta lo imposible por darles lo mejor, la misma que había luchado con uñas y dientes por defenderlas y protegerlas. Algunas veces Rosa creía hasta en su padre, sí, su padre, ese mismo que nunca había hecho a su mamá feliz y que la vida había hecho tan violento, ese que su mamá había abandonado aún a pesar de las amenazas, ese que no había hecho mucho por ellas ni les había defendido ni protegido nunca, hasta en él, Rosa a veces creía.

Pensando en ella, en su madre, Rosa volvía a casa ese martes, el apagón había hecho mucho más largo su regreso a casa. Normalmente las colas en Caracas hacían de su retorno un camino lento pero ese día las cosas se habían complicado aún más. Durante su trayecto muchas cosas pasaron por su cabeza, entre ellas la imagen de su madre sonriéndole esa mañana mientras le preparaba el desayuno, su madre que se sentía tan orgullosa de ella, su hija que con tanto esfuerzo había llegado a la Universidad, su madre le sonreía y le recordaba lo feliz que estaba por ella, pensaba en su madre pero había algo en ese pensamiento que no le gustaba,siempre que pensaba en su madre se sentía contenta, pero ese día no, intentó llamarla pero los celulares estaban colapsados, decidió pensar en otra cosa, quizás en Ricardo, sí Ricardo,ese chico que tanto le gustaba de la Universidad, pensar en él le hacía sentir mejor siempre, menos esta vez, porque pensaba en su madre y de alguna manera la sentía ajena, algo malo pasaba, se asustó.

Pero no podía hacer nada, la cola era infernal y el celular no funcionaba.

Decidió pensar en su hermana, en como ya a esta hora debía estar en casa y con ella allí nada le pasaría a su madre.

Pero por qué pensaba en su madre? en su hermana?, "la cola", se dijo, "la cola que me hace preocuparme más de lo debido".

De repente sintió ganas de llorar, sentía una presión horrible en el pecho y sin poder evitarlo empezó a odiar el mundo. Lo odiaba, todo lo que lucía rosa ante sus ojos, en esa cola, sin celular y con el apagón, todo se volvía gris, pero de esos grises tan pesados como el metal, un gris pesado, no pudo evitar llorar, sentía morirse, Rosa, ya no lo veía todo rosa, y esa sensación la ahogaba. Nadie se percató que lloraba y mira que lo hacía fuerte, mientras lloraba sentía mucha más tristeza. Quiso salir corriendo y dejar el autobús y la cola infernal, pero no pudo, no pudo moverse, solo pensaba en ella, en su madre.

Finalmente llegó a su destino, subió corriendo las calles que separaban la última parada del autobús de su casa, faltando pocos metros para llegar comenzó a ver todo, la multitud de gente, las cámaras, la policía, todo, menos a ella, a su madre, tampoco divisaba a su hermana, sintió pánico y no pudo seguir corriendo, sólo vino a su mente una imagen, su padre, sí, ese en el que a veces creía, pero no esta, esta vez lo vio y Rosa sintió nuevamente miedo, el mismo miedo que sintió cuando él hace algunos años amenazó a su madre,un miedo que aquella vez y esta le recorrió todo el cuerpo y la paralizó, no pudo continuar los pocos metros que le apartaban de la puerta de su casa, no le hizo falta. Alguna de las vecinas la reconoció y gritó entre toda la gente, "allí está Rosa, la hija mayor", la luz de la cámara la cegó y sólo alcanzó a escuchar una pregunta que le heló el alma, esa pregunta que no olvidará jamás: "por qué crees que tu padre asesinó a tu madre?"

Paradójicamente fue esa pregunta la que le dio fuerzas, y corrió, apartando a todos de su paso, logró entrar aún ignorando a uno de los policías que no sabían quién era y le impedian el paso, ella pasó, llegó corriendo a la cocina de su casa, esa misma donde su madre le había preparado con una sonrisa el desayuno, esa misma donde le había dicho lo orgullosa que se sentía de ella. Y allí, en un rincón, encontró a su hermana menor llorando, justo a su lado yacía su madre muerta.

Asesinada por su padre.

Hoy Rosa se ha despertado, le ha preparado el desayuno a su hermana, ya no son noticia, son solo dos niñas que han perdido a su madre, la mujer que más amaban. Rosa lee algo en la prensa de lo que se ha publicado en estos días, sólo una cosa tiene segura, ya no cree en su padre y se ha propuesto no creer en él nunca más. Rosa hoy ha decidido reconciliarse un poco con la vida, debe hacerlo para poder cuidar de su hermana, es como su mamá lo habría querido y ella así lo hará.

Y yo mientras lo escribo rezo porque desde allí donde esté su madre, desde ese lugar donde van a parar todas las madres buenas que lo único que han hecho en sus vidas es amar a sus hijos, desde allí ella cuide siempre a sus hijas y les dé la fuerza que necesitan para creer que este mundo puede llegar a ser un lugar mejor .


Para Hilda, allí donde quiera que estés.

44 comments:

Lina said...

Me encantaría que fuese un historia inventada, pero es real como la vida, y sucede continuamente...

Como madre e hija esta historia me ha llegado al corazón, y las lágrimas recorren mis mejillas.

Besos!

TOROSALVAJE said...

Como dice Lina sucede sin parar.

Una lacra social que estremece.

Besos.

Fernando Sarría said...

ufff...que dolor...que tristeza...beos.

Capochoblog said...

Cariño mio...
Un beso para ella donde quiera que este y otro para ti... porque tu estas y puedes.
Besos.

egamaga said...

uf waiting, aun lloro, hoy es el dia de la madre en España, no hay una forma mejor de recordar a todas nuestras queridas madres, que lo dan todo por sus hijos.. un abrazo.
Ega

Genín said...

Otra mas...Y no paran de morir y ellos de asesinarlas, que tristeza en el día de las madres aquí...
Un beso grande y salud

sulaco said...

Un relato terrible para el día de las madres. Espero que la de Rosa siga velando por ella, allá en donde esté.

Yolanda Fernández said...

...me puse triste...sigo.
Un abrazo.

Drowngirl said...

La pena es que la realidad siempre supera la ficcion..
a donde ira esta sociedad a parar?
un beso

Evan said...

...y esto no es solo un cuento, estas historias son más que comunes... que horror!! :(

Un beso, Wait!

COCONUT said...

SIN PALABRAS AMIGA ESPERO TE ENCUENTRES MEJOR

Angela said...

Uyyyy se me partio el corazon con lo que escribiste waiting!!!! Que fuerte son los lazos!!! Darse cuenta y sentir eso en una situacion donde ella tenia los brazos cruzados debe haber sido horrible para ella!!!! Me deja pensativa lo que escribes, porque ese dia de verdad fue horrible pero uno cree que todo estan pasando por lo mismo en ese momento, que simplemente estan atascado en una parte de la ciudad por la falla de luz que hubo ese dia, pero que di igual manera tarde o temprano llegaras a casa y listo manana sera otro dia, pero pensar que ese dia finalizaria asi!!! es como mucho, es darse cuenta que cada quien tiene su mundo y a cada quien le toca vivir algo distinto... De verdad que me quedo sin palabras!!!

adelita said...

Querida Waiting, y pensar que eso no solo sucede aqui con su apagón incorporado, eso es un problema enorme en España, ya ni sé cuantas mujeres mueren a manos de sus parejas.
Me parece que falta solidaridad en los vecinos, muchas veces la gente oye los gritos de la victima y nadie hace nada por no meterse, hasta llegan a decir que despues se reconcilian y la que queda mal es la que se metio. Si es asi o no lo ignoro, solo se que me he metido en lios por actuar cuando veo violencia contra mujeres, niños , animales, medio ambiente...
Un beso
Ade

Marce said...

Tengo piel de gallina. No se qeu comentar, me conmueve, soy madre, soy hija. besos.

El Trimardito said...

La crudeza de la violencia de género no tiene límites.

Saludos!!

merak said...

pues nada, mi enhorabuena para tu papi, que seguropq ue ayer sufrio.. que a 5 minutos del fial perdiamos jaja
besos

Mustang 1969 said...

Nunca dejo pasar por alto cuando me dan ganas de llorar incontrolables...
Elevo una plegaria por Rosa, su mama y su hermana.
Cariños
MEP

RomRod said...

parece ficción, pero no lo es. Se repite casi a diario por todos lados. Hace poco me enteré de un caso similar muy cerca de donde vivo.

MARICHUY said...

Wainting

Estoy sin palabras. Y pensar que en nuestros países, casos como el de Rosa y su familia, son tan comunes.

Un beso querida

Nostalgia said...

mi Waiting, este post me hizo llorar.
cómo hacer para detener la violencia doméstica?
y sobretodo,para curar las heridas de los hijos?
un beso ♥

Masmi said...

Que triste ver como esto sucede a diario, y luego hijos y hermanos deben intentar llevar su vida adelante.
Besos

Carlota said...

Que historia... lo más triste es que pasan todos los días y a toda hora...
Que La Virgen las cubra con su Manto
Besos

francisca said...

es fuerte lo que cuentas y no lejano a la realidad, al contrario, es como en la vida misma, como pasa en tantos lugares.

gracias por tu visita,

cariños

caramelo said...

by the way, soy yo misma y sin dejar de lado el impacto que causa el recordar que esos hechos suceden casi a diario, quiero invitarte a que visites y conozcas mi otro blog.

No, no están relacionados uno con el otro justamente por lo diferentes que son.

cariños,

Erwin García said...

Demasiado duro, tan bien hubiese querido que fuese una historia inventada de tu mente cargada de ficción, pero sé que eso pasa a cada instante y en cada rincón de nuestro país. Paradójicamente tengo que reconocer que está muy bien contada. Un abrazo muy especial. Perdona el abandono. Estoy full de trabajo.

Gerardo y Aimee said...

Estoy de acuerdo con lo que dice Lina. Ojala fuera inventada esta historia...

LA CAÑA DE ESPAÑA said...

Hoy has dejado también en todos nosotros un recuerdo para Hilda.
La violencia sigue desarmandome por completo. No sé que más decirte.
Un abrazo.

Carlos said...

Ayy dios, que triste!

Espero sea ficción Waiting...

Cho said...

Se me puso al piel de gallina de puero sentimiento... que dolor que pasen cosas asi dia a dia.

Oswaldo Aiffil said...

Duro Waiting...durísimo! No se puede así...un beso!

Sylvie said...

Jo, Waiting, se me llenaron los ojos de lágrimas...

qué penita me dió leer esto...sobre todo por tener claro que es algo que sigue sucediendo sin parar y en todas partes.

besitos.

Venezolano1975 said...

Que triste! y lo malo es que esto se repite constantemente en nuestra sociedad y en otras donde la violencia de genero es terrible, debemos luchar en contra de esto con todas las herramientas posibles porque ya esta bueno de tantas injusticias.
Saludos
José

GLORIA said...

HAY TANTA VIOLENCIA QUE TAL PARECE QUE ES EL MODO NORMAL DE VIVIR.
MIS PENSAMIENTOS Y ORACIONES PARA ESAS HIJAS DESCONSOLADAS...

BESOS

corsaria said...

No sé que decir. Me quedé sin palabras. Besos.

un monton de palabras said...

cuanto dolor, cuanta realidad que vive tanta gente.
me estremeció

un abrazo

Janecita. said...

:(

Nobska said...

es muy lamentable lo que sucede cuando a un pueblo se le envenena con armas, alcohol y drogas gracias a dirigentes sin la más mínima consciencia social. Espero que Hilda pueda encontrar en la universidad lo que el padre se empeño en negarle tantas veces.
Regresé luego de secarme las lágrimas.
Un fuerte abrazo.

Raùl Junquera said...

Ufff!!!... WAIT, a mì me da mucha tristeza leer esto..

SALUDOS!!

Verbo... said...

Desgarrador y totalmente injusto lo que le ha pasado a esa madre.

Un beso ♥

M.

Waiting for Godot said...

Un beso para todos, este tema que he tocado ha sido muy duro, créanme que necesitaba exorcizar estos fantasmas, sé que estas cosas pasan a diario, pero cuando pasa tan de cerca pega el doble, uno no se cree que estas cosas pasan así de crudas hasta que las vives y las lloras, mi blog es mi forma de llamar a las hadas y espantar a los fantasmas de mi vida, este post buscaba sacar algunos fantasmas de mi corazón. Se les quiere mucho.

Champy said...

Yo tengo la plena certeza de que Rosa se graduará con honores, será una excelente madre para su hermanita, brillará como, pocas en la profesión que eligió, y el mundo le rendira pleitesias a cada paso.

No puede ser de otra manera.

A fin de cuentas, la vida debe procurar justicia de alguna manera, y este es un caso en el que se carga la luz, siempre estará a su paso.

2046 padres nuestros por Rosa, por Hilda y por su Padre que es quien más los necesita.

Eres única.

Waiting for Godot said...

Mi Champy: único eres tú, no sabes como me ha llegado tu plegaria por Rosa. Besos.

Sir Nick... said...

Recientemente me entere de la muerte de una mujer a manos de un chofer del camión que recoge la basura, y ahora tu historia...

..y lo que mas me asombra, es que estos barbaros pretendan que esas acciones las promueve el amor...

ja, como si el amor fuera ese egoísmo. No tiene ni idea de lo que es realmente el amor...

Mil bendiciones a Hilda, a Rosa, a ti Wait y a todos...

Caty said...

es muy dificil hacer las paces con el mundo...y sin embargo hay gente que lo hace...asi se inunda el mundo de una energia especial y es cuando yo por un momento, hago las paces con él

besitos waiting, ya habia leido esto pero me impresiono tanto que no pude comentar en el momento...

Gracias a Rosa, a Hilda y a ti