24.4.08

Los despechos con rancheras y todo...


cómo me gustan!!!

Y me lo recuerda Alejandro Fernández escuchando su CD " México-Madrid: En Directo y Sin Escalas".

La culpa de mi gusto al despecho mezclado con rancheras la tiene mi propio padre.

Cuando éramos niños viajábamos al pueblo de mis padres durante las vacaciones de la escuela en Julio, Agosto y Septiembre (esas sí que eran vacaciones escolares!!!) algunas veces el trayecto lo hacíamos en el auto de mi viejo y duraba más o menos unas doce horas,con sus respectivas dos paradas largas obligadas una en Valencia a desayunar unas empanadas y otra llegando a Barinas donde normalmente almorzábamos algo que siempre estaba mejor que la última vez que habíamos comido allí, es que esos restaurantes de carretera donde se encuentran todos los viajeros que van o vienen pero con hambre o sed, tienen un sabor único e inolvidable aún después de los años y la distancia.

Durante el largo camino que separaba Caracas de la ciudad andina donde nos esperaban los abuelos, tíos y primos emocionados por nuestra llegada que era normalmente el principio de las vacaciones oficiales para todos porque allí nadie volaba una cometa gigante (y cuando digo gigante, es GIGANTE quizás pasaba de 1.60 de alto) que sólo nuestro tío el carpintero sabía hacer , o se bañaba en el río con TODA la ropa puesta o se tiraba por esos montes a correr y correr por horas unas veces siendo el perseguido y otras el que perseguía, allí nadie se quedaba a la luz de la luna echando cuentos de muertos y aparecidos, nadie, nadie, hasta que nosotros, los primos de Caracas, llegábamos a pasar los que serían los mejores meses de nuestros años de infancia, fue durante esos largos trayectos que me conducían al pueblo, donde mi padre ponía una y otra vez sus canciones favoritas (de despecho y lágrimas) donde yo me aprendí TODAS las canciones de despecho que me conozco en la vida, pero me las aprendí como se deben aprender, sintiéndolas, con el alma arrugadita ante un dolor que aún siendo ajeno para una niña como yo, lo sentía tan cercano que irremediablemente me hacía llorar una y otra vez mientras las cantaba.

Y es por eso, por haber aprendido a llorar sin haber tenido un despecho, que cada vez que escucho esas canciones esté despechada o no sufro y me dan ganas de llorar como la que se lamenta por el amor que no la quiere, al ' pisha de cai' le costó entenderlo porque me veía cantar esas canciones con tanta pasión y dolor que hasta el que menos quisiera pensarlo, pensaría que sufro por el amor que se fue si me oye cantar, con los años que llevamos juntos y tantas pero tantísimas veces que me ha visto cantar estas canciones (sobre todo cuando viajamos juntos porque esa costumbre no se me va y espero no se me vaya nunca) ha aprendido que en mi caso canciones con despecho es igual a nostalgia por la infancia y sus viajes de carretera.

Viajando de Málaga a Cádiz, en auto, mi hermana mayor me preguntó que estaba escuchando en mi Ipod, le puse el audifono en el oído y justo en ese momento empezó Alejandro Fernández a cantar: "perdóname mi amor por todo el tiempo que te amé te hice daño", a mi hermana los ojos se le desorbitaron y pocos segundos después de un intercambio cómplices de mirada de dos niñas que aprendieron en su infancia que viaje en carretera es igual a música de despecho que tanto le gusta a papá, pues empezamos como locas a cantar la canción entera, con la misma pasión que tendríamos si nuestras parejas nos hubieran dejado para siempre justo antes de ese viaje, y así seguimos todo el camino cantando una tras otra, sin importarnos el resto de los pasajeros-familiares que estaban con nosotras, lo hicimos tal cual como si en vez de en un auto, en aquel justo momento estuviéramos detrás de la barra de un bar con una rockola de esas que no han actualizado en años y que nadie espera que lo hagan....

Cuando yo escucho a Maná cantar la canción " Se me olvidó otra vez", haciendo el esfuerzo más grande del mundo (y miren que lo he intentado) no puedo cantarla tan rápido como ellos, eso sería como dejar el amor, el tequila, el llanto y el despecho a la mitad, no puedo! y no puedo porque mi versión, esa que siempre estará en mi alma, en mi mente y mi corazón, la canta la maravillosa Lucha Villa lentamente y con todo el dolor que se siente cuando terminas con alguien que sabes que no volverá, que nunca te quiso y que al final sólo tu amaste.


Cada vez que vuelvo a Venezuela y salgo con mi padre de paseo en el auto, estando los dos sólos, él pone toda su música de despecho a sus anchas porque conmigo es libre de escucharla una y otra vez, siento que mi viejo es feliz viéndome cantarlas y eso me hace muy feliz a mi también porque un hijo se siente completo haciendo feliz a sus viejos tanto como ellos a uno (y al que diga que no, le saldrá un orzuelo, así que mosca!). Siempre que salimos con mi mamá, que para ser sincera no es muy adepta a escuchar todas las canciones una y otra vez, mi viejo le dice: " vieja, yo pongo la música porque a la niña le gusta" y ella se queda tranquila y no se queja (tan bella) pero al final es cierto, lo que mi padre dice es muy cierto, me gusta, porque me devuelve a una parte de mi infancia y despecho temprano que nunca quisiera olvidar.

67 comments:

Masmi said...

Que recuerdos esos largos viajes en auto de nuestra infancia.
A mi me recuerdan a la música de Rafaella Cará, Julio Iglesias, Peret, Manolo Escobar o Nino Bravo.
Cuando has dicho que pasabas por Valencia, he pensado que era por mi tierra, hasta que he recordado que vosotros también teneis una Valencia :-)
Besos

sulaco said...

Preciosa la frase porque un hijo se siente completo haciendo feliz a sus viejos tanto como ellos a uno. Me acordaré de ella cuando mis padres ya lleven dos semanas en mi casa este mes de mayo y esté pensando en juntarlos con los bulbos de los tulipanes o mandártelos a tu casa para que los entretengas.

Sylvie said...

Joder...me ha parecido leer mi propia vida en un solo post...esos veranos a tomar por saco de mi casa (12 horas de coche también), esos primos que nos esperaban con deseos de diversión, esas canciones que a mi también me hacen lloraaaaaaaaaaaaaarrrrrrrr...por muy feliz que yo sea...siempre canto y lloro!!!!!!!!!!!!!!!

Besitos.

Lina said...

Maravillosos esos recuerdos de viajes familiares, verdad?.

Me recordaste los míos, y me dibujaste una sonrisa en la cara. GRACIAS.

k@rol said...

Yo tampoco puedo evitar lo mismo cuando oigo la salsita viejita, aquella que bailaba con mi papá. Gracias por los recuerdos bonitos.

Evan said...

Ayyyy...

La música me ensalsa!

Que lindos recuerdos, Wait! :)

Besos!

Jacqueline said...

Wait también yo tuve vacaciones así, muchas muchas, salvo que no tenía primos porque nunca tuve familia en Venezuela, eran amigos. Generalmente eran en la playa aunque hubiera preferido mil veces los Andes.

Fui muchísimo a tu tierra cuando era niña y cuando mis hijas nacieron también las llevé. Mis papá es topógrafo y se ocupó de todas las carreteras del país durante 35 años, así que imagínate lo que habremos rodado.

Las rancheras me gustan sólo cuando estoy comiendo comida mexicana jajajaja!!! Mis despechos (que sólo he tenido uno y es horrible, no se lo deseo a nadie) los mato con distintos estilos de rock.

Qué post tan bonito y tierno.

Jacqueline said...

Mi papá me ponía Cat Stevens y Simon & Garfunkel... me disparaste los recuerdos ♥

Dudu said...

Jejejejeje pana que similitud...jejejeje me acuerdo de mi Papa uyyy poniendo las de Julio Jaramillo....jajajajaja...y mama tambien cantaba con el.....jajajaja

egamaga said...

Me identifico mucho con tus historias, esos viajes por Venezuela seran inolvidables, tanto la musica, la comida y los bellos paisajes,
un beso
Ega

anita said...

Hasta ahora despecho lo de sentirse despechada no me toco nunca, por una u otra cauda siempre fui yo la que estuve del otro lado, y tampoco esta bueno... alguien tendria que hacer canciones de eso tambien... aunque lo mas probalble es que haya...

besitos

Capochoblog said...

Me gusto este post mucho y te imagino pegando gritos, dandote golpes de pecho mientras te retuerces y cantas... que es lo más cercano al exorcista despechado que yo recuerde, jajajaja :))))
De pana mi viejis que esas vacaciones cuando eramos chamos, eran las mejores.
Yo te cuento que ponía verde a mi madre cuando viajabamos escuchando Escalera al cielo y Dust in the wind cinco trillones de veces el mismo día... y la condenada me lo cobraba haciendome aguantar a Jose Luis Rodriguez y Julio Iglesias pegando gritos, de alli que aunque no quiera me sepa sus canciones, ups :$... y lo peor es que cuando ella viajaba sola, entonces si le pillabas escuchando a Serrat, Perales, Beatles, Phil Collins, ... ya con mi padre era otro cuento... Fausto Papetti y Paul Mauriat en casa, auto o lo que fuese.
Que tiempos aquellos :)
Muchos Besos pioja mia!

TOROSALVAJE said...

Yo también disfruté de esos veranos, que maravilla...

Waiting, después de leerte debo decirte que estaría muy contento con que nos obsequiaras en el próximo post con una canción de despecho CANTADA POR TI!!!!

A que no te atreves?


Besos.

un dress said...

e como essas viagens cheias de sentido(s) nos fazem bem

à alma!! :)


obrigada sempre pela tua partilha de momentos e laços!





beijO

Bob said...

Dios, me recordate de mis viajes Maracaibo-Cabimas durante las vaciones para pasarlas con mis primos con mi abuela, y las canciones de los 60´s y 70´sque colocaban en la estacions AM los domingos

Buenos recuerdos

Saludos

Dr. Bob

Mariale divagando said...

Wait, que bello post!! (tú dirás que mis comentarios siempre empiezan con esas palabras, pero es que todos son bellos).

Éste en particular me ha dejado pensando en las similitudes y las diferencias...

1. Yo no tuve esos viajes largos durante la niñez. Todas las vacaciones escolares las pasé metida en el apartamento.

2. No tengo recuerdos de canciones de despecho de mi padre, a él le gustan los Beatles.
De hecho, no tengo recuerdos de compartir música con él. Las únicas conversaciones que tenemos voluntariamente -y no porque las circunstancias obligan- son: cuando hablamos de autos clásicos (la única afición que compartimos desde hace unos años); y cuando despotricamos de Chávez o de las religiones o del reggaeton.

3. La parte con la que sí me siento identificada es lo de sufrir las canciones sin haber estado nunca despechada. Eso sí que lo he sentido!
No lloro, pero sí me pegan mucho las canciones de despecho. Aun cuando nunca he estdo en las situaciones que describen.
Es más, no tengo hijos propios, pero me matan las canciones dedicadas a los hijos. No tengo buena relación con mi madre, pero me matan las canciones a las madres. No he estado en una guerra ni he pasado hambre, pero me matan las canciones sobre esos temas...
No sé a qué se pueda deber...

Ya! Estoy divagando mucho!

Martiux said...

Esos recuerdos de infancia qué inolvidables! y sí que marcan a uno para toda la vida. Lucha Villa es única y qué no decir de Javier Solis, puras canciones de "rompe y razga" que llegan profundo, aunque no tengamos mal de amor.

Besos mi Waiting.

Carlos said...

...mi padre me enseñó a escuchar rancheras con Miguel Aceves Mejía, para mi, el último charro auténtico.

...y si, es verdad, es música que aún sin despecho dan ganas de beber o llorar...

Saludos Waiting.

Champy said...

Me estoy muriendo
y tu como si nada....
como si al verme
te alegraras de mi sueeeerteeeeee..

...que mal te hice
que me pagas con la muerte
de esas que salda
quien no tiene corazón

que mala forma de pegarle
a un corazón...


12 horas??????

Yo crei que en Venezuela todo estaba cerquita???
Diantre burro ignorante verdad mamacita???

Mi abuela paterna tenía un negocio no muy decente en un pueblito al norte de mi ciudad, y mi papá nos levaba cada domingo a verla, muchas idas y/ó vueltas fueron similares a las tuyas...

Sabes que en ese lugar la reina era Lucha Villa???

Sabes tu lo que significa Lucha Villa para mi?

Resulta que ahora nada valgo para ti...
.....despues que en cuerpo y alma me entregado a ti....

Fanmakimaki ファンマキマキ said...

os imagino en el coche cantando a grito "pelao" y sonrio.

Ross said...

Esas canciones me matan a mi también, despecho duro pero rico cuando se vivio bien vivido,,y sin canción y esas que nombras por Dios por supuesto que no es despecho..

QUe bella esta tu sobri Dios la cuide, me alegra mucho que hayas podido compartir con ella y los papis, besitos

Gaviota said...

Hola nena!!! ese disco es divino, me encanta la de "Que voy a hacer con mi amor". Ya se que no es ranchera, pero qué discazo. Excelente compañía para carretera. Te mando un besito, tu sobrina está bella bella :)

Genín said...

Que bonito te ha quedado escribiendo tus recuerdos de niña...
Viajar y cantar, incluso yendo solo, es obligado para mi, que cante, a veces, dependiendo lo que dure, todo el viaje...jajaja
Nunca me lo han comentado, mis hijas no han salido muy cantarinas, y hasta hoy nunca lo había pensado, pero me encantaría que algo se les hubiera pegado de nuestros viajes juntos, o al menos que no las fastidiara...jajaja
El otro dia, me sorprendió mi hija haciéndome unas preguntas de Opera contándome que escuchaba las arias que me había escuchado cantar a mi, en el Youtube, eso me hizo feliz...
Un beso y salud

casa de passe said...

Who are you ?


LouLou + NiNi

IMAGINA said...

Canciones de despecho...pero de las de nates. Nada de Alejandro Fernández, lo mío es "dos gardenias para tí...con ellas quiero decir...te quiero♪♫
Arrabaleras.
De botiquín.
LLorar, no.
Sufrir.

AH! me provoca tomarme dos martinis con aceituna doble y morir de amor.

FUERA DE CONTEXTO:
Gracias por haber pasado ayer, Día del Libro, y haber escrito unas líneas en mi página personal.
Este cumpleaños ha sido extraño. A las pocas llamadas de mis amigos de siempre, se ha sumado una tropa de amigos virtuales que con sus llamadas, comentarios en mi blog o regalitos en facebook, han hecho de mi 23 de abril, un día verdaderamente especial.
Gracias por formar parte de esas personas que me hacen feliz.
TQ.

Oswaldo Aiffil said...

Waiting, no me gustan las rancheras pero me encanta tu ternura, es inevitable decirlo, en tus letras hay dulzura, de la pura, no hay lugar a dudas. Un beso!

MARICHUY said...

Mi Waiting

Así son las canciones mexicanas, harto despechadas, la mayoría, de puros amores mal correspondidos o mal atendidos.

Esa esa de "Se me olvidó otra vez", del gran Juan Gabriel, creo que cantó Rocío Durcal, con ese vozarrón.

Pero, ningún compositor de canción vernácula como el gran José Alfredo Jiménez.

Besos querida, gracias por acordarte de la canción de mi tierra.

Waipu Carolina said...

Me encanta linda como siempre explicas esos recuerdos, tan frescos, tan amenos, como si hubieran sucedido ayer. Mientras los leo los vivo y rio con tus ocurrencias.
Además me vienen recuerdos también hermosos.
En un viaje que una vez hice a Mérida mi cuñado no paró de poner música de toda la vida venezolana, algunas de las canciones jamás las había escucuchado: me acuerdo como sus hijos cantaban "A quien no le va gustar estar bien enamorao...de Rafael Brito y muchas otras llaneras, que hasta ellos cantaban con su cuatro y realmente fue una experiencia tan autentica.
Un besitoooooooooooooo

** MARÍA ** said...

Que bello lo que cuentas. Esa complicidad entre padre e hija la conozco tan bien.

Besos tiernos y dulces para ti.


** MARÍA **

mi despertar said...

Estoy de acuerdo con vos. hay cosas que una no quiere olvidar del pasado y hay cosas que son mejores poder olvidarlas
Besos

Rita ♫ said...

Wait
¡qué bueno esta este post!
Me hiciste revivir mi niñez. La familia de mi papá es trujillana y pasé en Valera muchísimas vacaciones. Hacíamos exactamente lo mismo, sólo que en lugar de rancheras mi papá ponía música venezolana: El cuarteto, Serenata Guayanesa, Simón Díaz, Hugo Blanco, etc...
Sentí que estuvieses narrando nuestros viajes. ¡Hasta se me aguaron los ojos!. Besos

Fernando Sarría said...

siempre nos vuelve la infancia en momentos precisos e inmutables en el tiempo..besos.

Janecita. said...

Yo también disfruto de los viajes largos que muy a menudo (pero no tanto como quisiera) la vida me regala en familia.

Lo nuestro es Juan Gabriel, Rocío Durcal, Isabel Pantoja, entre otros. Mi papá (sin haber estado NUNCA en México), es un amante de la música mexicana. Para mí unos mariachis suenan a "papá".

La guantera de su camioneta está repleta de "música de despecho"... y sabes? muchas veces, mientras viajábamos y sonaban esas canciones, se me salían las lágrimas... En ese entonces no entendía lo que era sufrir por Amor, años más tarde me tocó aprenderlo.

Qué rico es recordar cosas lindas!


Un abrazo y feliz fin de semana ;)

victor Rocco said...

A MI ME GUSTAN LAS RANCHERAS, JAJJA, ¿QUE TE PARECE EL TAMAÑO DE LA LETRA DEL NUEVO TEXTO EN MI BLOG, CHAO Y GRACIAS.

Cho said...

Hermoso relato de recuerdos Wait!
Besos,

.:*:. Ferípula .:*:. said...

Yo no me voy a sacar de la cabeza mis viajes con los abuelos....

Besos!

Seeandwrite said...

Que bonito!!!.. sniff sniff.. tengo tiempo que no se que es el despecho en mi vida :-), pero sí, los recuerdos de los viajes en carro, por venezuela se parecen a los tuyos.. lo mejor la parada en el guapo para comer cochino frito con arepa.. suena mal.. pero está bien bueno!!! .. jajaja..

Sir Nick... said...

Ah! recordar es vivir...

Yo viajaba frecuentemente a Acarigua-Araure con un buen amigo, y en el camino ibamos oyendo a Jorge Negrete, Antonio Aguilar, Lucha Villa, Lupe y Polo, y musica Norteña...

...las paradas de carretera siempre las recuerdo, ahora viajo a San Fernando pero por cuestiones de trabajo...

La que mas recuerdo: "Cuatro Velas" de Antonio Aguilar

Cuatro velas me esperan contigo
Despues que rendido me encuentre a tus pies
Cuatro velas despues del martirio de sentirme herido
de tu amor tan cruel...
...pero todo, mentira mentira
despues que mi vida toda te entregue
una noche espantosa y muy fria,
toda tu prefidia de amor comprobe


...y si de "Mexico a Madrid" se trata pues "Me dedique a perderte" con Amaia Montero

El Trimardito said...

De los viajes de mi infancia recuerdo canciones de Serenata Guayanesa y Radio Rumbos hasta donde se podía, mucha música venezolana, pero sobre todo oriental.

Saludos!!

Anonymous said...

Hola! Esto no va tanto por (esos) despechos,ni por (aquellos)cuentos de los abuelos sobre aparecidos y hombres lobos , que si bien era a un oceano de distancia (entre las versiones para uds y las similares para nosotros-chamos)pues si, eran bien asustadoras y con unos mismos efectos logrados por los queridos cuentistas
Esto es mas bien para enviar un saludo desde (si,si)Peligro a Pele El Ojo,por alla pasé el Vie 25 que fui a buscar un documento a la tan preciada Candelária.Todo de lo mas familiar,claro,todo con alguito de cambios , menos aquella callecita lateral,cuyas casitas durarán por siempre . Mucho me acordé de ese tu imenso relato de la casa larga,
de las cartas y del panadero, etc!
El metro,bien,de 2 a 3 pm facilito!
La plaza Carabobo alla está con su fuente . La panaderia donde vivi a la llegada a Ccs,no está; ahora es un tremendo edf que era Bco Mbo(?) y lo ha (tomado) la Fiscalia. Y el liceo,muy pintarrajeado a lo rojito
Era para eso ! Se pasa, se revive !

Goza tu primaverita tan floreada y de despechos rocoleros,riete d eso!

(Abuelo portu,por aqui - aun bien!)

RosaMaría said...

Qué bonito, también me trajiste a la memoria vivencias similares, es que antes se cantaba más y en familia y además se bailaba en las casas, no importaba tanto la compostura de la casa como disfrutarla, aunque hubiera que limpiar al día siguiente.
Entrañable tu recuerdo. Un abrazo cariñoso

antesdelunes said...

Que buenos esos cuentos tuyos de la infancia. Se parecen a los míos, con la diferencia es que nosotros no escuchábamos canciones sino que las cantábamos. El repertorio era más grande por supuesto e incluía, por ejemplo, muchas canciones infantiles.

MUGGET said...

Indiscutiblemente una canción puede, puede cambiarle el animus vivendi a cualquiera, la música siempre llega al alma.

Es idioma espiritual.

Besos Linda ♥

M.

COCONUT said...

uno tiene que vicir y siempre recordar para eso nacimos , pero eso si recuerdos bonitos y agradables como los que tu siempre tienes

Euchy said...

Mi Wait! AMo las rancheras... te voy a pasar una de muerte lenta que apuesto a que no la conoces :)
un besote, feliz semana y gracias siempre por tus palabras tan lindas ♥

Pancho said...

Que buenos y bonitos recuerdos :-)

Me sentí algo identificado con tu post porque mi Papá es un amante también de las música mexicana y todavía Susana se pregunta porque me bajo canciones o películas de Pedro Infante entre otros :-) pues con esas canciones y películas también crecí yo

Un besotote

Pancho

Caty said...

Los Panchos....me las sé TODAS jajajajajajajaja!

A mi los paseos en carro con mi papa y mi mama me recuerdan a...Frank Sinatra...y Los beatles! :)

Besitos waiting! tan bello este post!!!!

GLORIA said...

CANCIONES DE DESPECHO? LA ÚNICA Y GRAN LUPE DALESIO!!!
RANCHERAS?... SÍ, SÓLO ALEX FERNANDEZ.
UN BESO

Nosotras mismas said...

Tienes un premio esperando a ser recogido.

Besos

La LLama Violeta said...

pues a mi me gustan las rancheras... aqui estan pasando una novela q es de puros mariachis y me encanta casi q toda la hora s de canciones bellas...

Martín Bolívar said...

La música te hace recuperar el paraíso perdido, feliz del pasado, de la infancia.

Drowngirl said...

"se me olvidó otra vez"...que gran cancion!!...
Los viajes, siempre quedaran en nuestras memorias, eh? que bonito.
un beso

* M a r u said...

Mi Wait... me pasa lo mismo con las canciones de Alfredo Sadel, con la música venezolana y con la Billo's... Y esos momentos que comparto con mi Papá, sentada al piano mientras el charrasquea el cuatro y canta Noche de Ronda, Granada o Brisas del Torbes, no los cambio por nada... aunque nadie los entienda!

Bello tu post, como siempre... es un placer conocerte a través de tus letras.
Un beso con todo mi cariño
ME

* M a r u said...

Por cierto, te recuerdo cada vez que pienso que Hannah y Talito llegan la semana que viene con Marjorie y mi hermano Gustavo, y que voy a llevar a Hannah a conocer el mar... Ya te contaré!

Un beso, de tía oronda a tía oronda:)
ME

NORKA said...

Diosssssssssssssss !!! es verdad ojos lindos ese CD de Alejandro Fernandez es mucho con demasssssssssss.

Los viajes... vale insisto escribes mis vivencias tal cual como cuando yo iba a los Andes a ver a mi Abuela o visitar a parientes... chamita que recuerdos y eso parar en el Bohio y luego en la via siiiiiiiiiiiii donde estuviera màs lleno de camionerossssssss jaja!!! ese, ese era el mejor para que cuentear era y es asì tal cual jaja !!! eres magica ojos lindos me haces devolver a esos tiempos ...

Besitos muchos entonces de ping pong ♥

Marce said...

jajajajaj mira vos lo que te marco la infancia: las rancheras del despecho jajajajaja. Pero te cuento que a mi me marcaron als canciones de Julio Iglesias que mi madre escuchaba sin parar durante toda mi infancia.b esos.

Gerardo y Aimee said...

Me encanto este post Waiting!

Y ando media sentimental en estos dias, y se me salieron las lagrimas porque me encanta los lindos recuerdos que tienes de tu papa y como te gusta compartir con el y hacerlo feliz. Me fascina!!

Que Dios te lo deje disfrutar muchiiiiiisimos anos mas!
-Aimee

Lady Zurikat said...

Lastima que ahora a ciertas canciones de desgarro le pongan un ritmo bailable. Corazon Espinado (Mana/Santana) tiene una letra con una verdad desgarradora, pero le han puesto un ritmo que hace bailar hasta un muerto! Por cierto, ya que te gustan las de este tipo, supongo que las mexicanas, cantadas por esos mariachis bien machos pero que sufrian hasta con las tripas, tambien te gustaran. Y mas aun si van a grabar para un programa de TV en un frio y gris dia invernal... Este fin de semana prometo mandar algo!

divan said...

los viajes y los amigos son imprescindibles para conocerse a uno mismo

Goathemala said...

A mi siempre me gustaron pero con moderación las rancheras. Te reconozco que me acaban cansando cuando llevo varias pero los sufrimientos de esos hombretones me gustan.

Me gustó mucho lo de los restaurantes de carretera. Siempre que uno sale está todo más sabroso.

Saludos.

Guerrero said...

Yo tmpoco puedo olvidar algunas canciones que han marcado mi vida de una u otra forma y lo mejor de eso es reordar porqué es que te ayudaron en ese momento de tu vida, en este caso ecordando la unión familiar, saludos

Champy said...

Cantó Lucha en mi pelicula favorita uno de mis temas más mortales..... y como lo cantó la infeliz!!!!

Que te falta mujer que te falta????

Que te falta si estas a mi lado!!!

Soy dichoso no soy desgraciado!

Tengo madre que llora por mi!

Antenoche soñé que te amaba!

Como se ama una vez en la vida!!!

Desperté y todo era mentira!!!

Ni siquiera me acuerdo de ti.

Así nomás, así de drástica, bien borracha ella, cayendose de dolor, lloraba fuego y sudaba ardor...

Así era mi Lucha.

Y fue bautizada como la Bernarda por el más grande de nustros Carlos y el Gabo de todos nosotros.

Besos luchones!

Ernesto said...

bonitas canciones. les confieso algo? tengo una pagina sobre Alejandro Fernandez: www.geocities.com/robotkarel

Benedetto said...

Me uno al comentario de nuestro `Caro Amico`Oswaldo; y confieso que màs que la sintonìa musical - que tambièn me embarga- es la ternura en la que te reconcilias con tu infancia la que me hace escribirte esta vez...

Un càlido abrazo; y que se quede en mi mente algùn corrido de este dossier; porque querrè vivirlo a modo mio, cuando por las carreteras de este mundo marche con mi propia familia...


Bacione!

Lady Zurikat said...

Tendras que mandarme un mail... no tengo tu direccion, asi te envio a la banda que siguio tocando a pesar de la tormenta....

Estercity said...

Maná, Luis Miguel y Alejandro Fernandez son mi debilidad.
Al último lo tenemos en España este mes y ya tengo las entradas

Anonymous said...

waitingfor-godot.blogspot.com is very informative. The article is very professionally written. I enjoy reading waitingfor-godot.blogspot.com every day.
fast loans
payday loan