7.9.06

Yo no soy marinera soy capitán, soy capitán!!!

Anoche, finalmente, después de mucho tiempo sin montarme en mi barquito, nos fuimos a pasear por los canales de Amsterdam. Teníamos la temperatura ideal, calorcito todo el día y sin viento, en un país como éste, que cambia de clima tanto como de leyes, decidimos aprovechar y nos montamos en nuestro barquito, esta vez nos acompañaba un amigo que tenemos de visita por unos días. Fue genial, por supuesto el buen vinito (español!) no nos faltó.

Como cada vez que recorro los canales, descubrí Amsterdam nuevamente. La visión de la ciudad desde el agua es totalmente distinta y con buen tiempo, aún mejor. La gente en las terrazas, viviendo el calor hasta el último segundo, conversando en todos los idiomas posibles, todas las razas mezcladas, muchos barquitos como el nuestro, música que viene de todos lados, puentes que se abren y se cierran... es como estar soñando, pero despiertos, y en uno de los lugares más bonitos del mundo. Nos paramos en uno de los canales, comimos en un restaurante Peruano que es de lo más rico, y de allí otra vez al barquito y de vuelta a casa... Hay cosas que aunque las repitas es como si fuera la primera vez, cuando me monto en mi barquito me siento igual que cuando mis padres nos llevaban a la playa a mis hermanos y a mi: un hormigueo sabroso en el estómago que te quita el aire y solo te genera suspiros que te mantienen viva para seguir disfrutando de lo bueno!!!


De Peligro a Pele el Ojo (o como el venezolano usa refranes para explicar lo inexplicable) : usted aproveche porque no sabe cuanto le dura!

2 comments:

A Calcines said...

HOlanda con todos sus contras tienes cosas hermosas y mucha gente con mucho q

A Calcines said...

dar, se me corto el mensaje,jajaja
que bien que aqui hay de todo y para todos