9.11.06

El Club de los Corazones Rotos

Mi jefa entró a mi oficina con cara de una tristeza tan profunda, que me asustó. Pensé lo peor (porque para eso soy yo muy yo y siempre me pienso lo peor):


  • La empresa se ha ido al carrizo y me toca empezar de nuevo.
  • Me despiden, porque de los cientos de empleados que tiene mi empresa en el mundo metieron todos los nombres escritos en un papelito en una cajita y una mano inocente sacó mi papelito, porque la reducción de personal era aleatoria y lo sienten, pero así soy yo, que me lo gano todo, hasta lo indeseable.
  • Simplemente, aunque yo me sienta la que más trabaja, pues no es así, y me toca no vestirme porque no voy pal baile....

Y justo en ese momento en el que la imaginación ya no me arrojaba ninguna otra teoría, a mi jefa se le ponen los ojos como si le arrancaran el alma y me dice que ya vuelve, que necesita hablar conmigo, pero que ya vuelve. Mi cara era un poema, y sé exactamante como era porque me quedé allí, fija, reflejada frente a la pantalla de la computadora, intentando en tres segundos solucionar mi futuro más cercano: vendo esto, hago aquello, llamo a menganito, pido plata a fulanito... a los pocos minutos, vuelve, y con ella una de las cosas más tristes que me ha tocado vivir en mi oficina. Mi jefa llora, y llora, no para de llorar, cierro mi puerta y le pido con mucho corte, que por favor se siente, no sabía que hacer, porque no todos los días viene el jefe de uno llorando como niño sin poder hablar y al fin al cabo, es tu jefe!!! y no te lo imaginas con tristezas, o dolor, no sabes que eso es posible hasta que llega a tu oficina llorando y piensas: claro, es que todos somos humanos carajo!!!!

Lo poco que le entendí entre el llanto y la tristeza, es que nadie se le había muerto, pero que ella la estaba pasando muy mal, que tenía un problema serio en casa y que se tenía que ir ( supuse que el problema era con su esposo, ella no tiene hijos y este país no es el suyo, así que el único problema serio estaría ligado a él), sentí mucha, mucha tristeza, y sin temor a pasar por cursi o "jala mecate", le abrazé, con miedo pero con el calor suficiente que alguien con el alma fuera de sí necesita.

Todos hemos pasado por esos momentos...









Recuerdo una vez que un ex me dijo que no me quería , y me dejó allí en una avenida cualquiera, tan sola, triste y desesperada que me puse a llorar en plena calle mientras caminaba hacia ningún lugar, lloraba desconsolada, porque cuando te rompen el corazón lloras tanto porque lloras por ti y por todos los que han pasado por lo mismo, es como si la tristeza del mundo se apoderara de ti en el momento en que las palabras mágicas "ya no te amo" son pronunciadas,y yo allí caminando sin rumbo y con los ojos nublados sin poder secar mis lágrimas encontré a un viejito maravilloso que me preguntó: "mija que me le pasa?" lo único que le pude responder durante un buen rato fue : "me duele, me duele" y el viejito me repetía sin parar " qué le duele, que le duele?" finalmente exclamé como el que quiere contarlo todo en una sola frase y de la manera más intensa: "El corazón, me duele el alma y mi corazón" , eso fue hace más de 9 años y aquel viejto me abrazó con el mismo calor y amor con el que yo lo hice con mi jefa ayer, mi jefa a la que personalmente conozco tan poco como aquel viejito me conocía a mí, pero que a la vez sentí tan unida a mí con esa cercanía que solo logra el pertenecer al Club de los Corazones Rotos. Estoy segura que aquel viejito me abrazó por la misma razón, a él de seguro le habían roto el corazón, y sabía que ese era un dolor que solo el tiempo se lleva, pero que duele a rabiar mientras dura y necesita consuelo.

Sólo con los años te das cuenta que el pertenecer al Club de los Corazones Rotos es un honor, porque a pesar de lo miserable que nos sintamos al saber que no somos para ese ser todo lo grande que quisieramos ser, la tragedia de un desamor te permite volverte lo suficientemente sensible ante el dolor de aquel al que le parten el corazón, como alguna vez lo hicieron contigo, y al reconocer ese dolor puedes servir de la única ayuda que necesita alguien con el alma así de dolida: te conviertes en ese abrazo que le dice a la persona que sufre que todo pasa, como el tiempo, como el desamor.

De Peligro a Pele el Ojo (o como el venezolano usa refranes para explicar lo inexplicable) : nadie se muere de amor, pero como duele el desamor!

20 comments:

A Calcines said...

Ayyy chama, así son las cosas, en estos días me fui hacer una mamografía, iba mas asustada que el carajo, pero no me fue tan mal...Sin embargo cuando camine hacia la parada del tram ,ví a un muchacho como de unos 22 o 23 años llorando como un carajito que se le fue el heladero,y estuve como tres minutos pensando si consolarlo o no...Coño no lo conocía ni de vista,pero bueno el tipo además de todo se monto en el mismo tram y a mi lado y lo único que se me ocurrió hacer fue,ponerle mi mano en su hombro y decirle que todo pasa en su justo momento y además que pasaría sin que el se diera cuenta...

Adriana said...

chamita me gustó este post... Me hizo recordar tantas cosas, y lo solidarios que somos para con aquellos que pasan por lo mismo....

saludos

Miguel Pinto said...

Eso no puede estar mejor explicado: "Pertenecer al Club de los Corazones Rotos", si has estado allá sabes como duele.

Alvaro said...

A mi hermano le reventaron el corazon y yo con el mio sangrante aun le dije... aprieta ese culo, te lo juro por todo lo que quiero que esta vaina se te pasa.

Años antes en una especie de asesinato suicidio en doble dirección mi novia y yo nos reventamos los corazones, hoy en dia cada uno, hasta mi hermano, encontro alguien que le dio un corazon nuevo, y hasta padres nos han hecho.

Y nos dimos cuenta que el corazon de padre siempre esta lleno, como estaba el del nuestro.

Adriana said...

Querida Magdalena,
Me encanto tu post, pero ahora me dejaste muerta de curiosidad (se me nota mucho la entrepitura?): QUE LE PASABA A TU JEFA????
Estoy de acuerdo contigo, uno tiene que pasar por la experiencia del corazon roto para poder tener compasion con los demas, y tambien para saber que de amor, aunque parezca imposible, uno no se muere.
Besotes, y gracias por tus mensajes!

Mil Orillas said...

A mí me consoló un policía...Sacó un pañuelo sucísimo de su bolsillo y me lo dio. Es el pañuelo más lindo que he visto en mi vida. Lo usé por supuesto, me hacía muchísima falta. Aún lo recuerdo con inmensa ternura.

Bewater "Manolo" said...

Aunque parezca cruel a mí hace años que no me pasa nada de eso, y me gustaría volver a vivirlo.

Primero porque al principio habría alquien a quien amar y, segundo, porque una desamor te hace más fuerte y te moldea.

Victor Escalona said...

Muy bonito tu post y tu análisis, a veces no nos detenemos a pensar en esas cosas.
Gracias por visiterme.

Victor

Ricky del Norte said...

Muy bonito tu post aunque un poco triste!!!, asi es la vida, desamor y problemas de pareja es algo natural y a veces necesario en esta vida.

Saludos.

Waiting for Godot said...

A Calcines: lo importante para él fue que estuvieras allí!

Adriana: gracias por tu visita!!! te leo a diario!!!

Miguel: sí, duele, y muchooo!!!

Alvaro: mi pana, sí, Salva llegó a iluminar tu vida, y ahora con el que viene, quién te aguanta???

Adriana(la madre de la beba más linda del planeta): chama, si supieras que no sé que fue lo que le pasó, y yo con una revisión de contrato tan cercana, pues no me atrevo a preguntarle....

Mil orillas: gracias por tu visita!!! para que después digan que los policías no son buena gente.

Be water: Sí, totalmente deacuerdo, nada como vivir un amor aunque haya desamor (porque como dices, te hace fuerte!!!) Gracias por visitarme!!!

Victor Escalona: chamo gracias por la visita, un abrazo fuerte desde holanda (como esos que das tu por Montalbán y tu Blog!!!)

Ricky: Sí, el amor y el desamor son igual de bellos y tristes!!!

Besos y amapuches para todos!!!
:)

TOROSALVAJE said...

Mi abrazo más entusiasmado para tí.

Saludos.

Anonymous said...

Un abrazo vale más que mil palabras...
muy bellas palabras: ser solidarios nos llena más a nosotros mismos que a aquellos a quien le tendemos la mano ♥

Waiting for Godot said...

Toro: Leerte es un abrazo constante.

Nostalgia: toda la razón del mundo, eso llena y muchooo...

3rn3st0 said...

Creo que sólo hiciste lo mejor que podías haber hecho. Tu jefa te agradecerá ese abrazo eternamente.

Saludos desde Guanare, Venezuela :-)

Waiting for Godot said...

Ernesto: GUANARE!!! quién pudiera estar en ese calorcito tan rico... :)

Jacqueline said...

Tú si escribes bonito, guao!

Anonymous said...

Me apunto al club. Espero tu visita al principio del comienzo. Traete a Godot si quieres.

Anonymous said...

Que bonito.... que historia, ambas, la de tu jefa y la tuya, la gente necesita que la consuelen, aunque sea un desconocido.

Un saludo!

Dolores said...

Sabes a mi me paso hace poco, rompieron mi corazon, aun duele y sientes que el mundo se te viene encima, pero no hay nada mejor que el tiempo para sanar, es duro tener que entrar a ese club, pero realmente te hace mas fuerte..

Anonymous said...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel