19.11.08

Soñé que llorabas por mí



Soñe que llorabas por mí.

Me sentí culpable.

Me desperté llorando también.

La vida no es lo que alguna vez prometimos. Es lo que alguna vez sentimos y dejamos de sentir

Hoy me desperté pensando en los amores vividos. Las promesas de amor eterno que no son cumplidas y los corazones rotos que dejamos en el camino.

Luis no era un chico cualquiera, era de esas personas que la gente suele llamar "buena gente". Estudiaba en la misma Universidad de María,siempre volvían de clases juntos en el Metro porque vivían muy cerca el uno del otro. Para María, Luis era un buen amigo.

Luis tenía a su vez un mejor amigo llamado José. José era de los chicos populares de la Universidad, María le consideraba también un buen amigo y muchas veces le parecía que José coqueteaba con ella aunque tampoco le daba mucha importancia porque María pensaba en los chicos de una manera distinta, ella creía en el amor a primera vista y luego de dos años de estudiar juntos si José no le había llenado el cuerpo de esas Mariposas que se sienten cuando estás enamorado, pues era porque José no era el hombre de su vida, así de simple.

Un día al volver de clases,
como era ya costumbre, Luis dejó a María en la puerta de su casa, se despidieron no sin antes hablar un poco del pesado de aquel profesor que pareciera tener un solo objetivo: quitarle el sueño a sus alumnos. Luis y María habían acordado que con ellos no lo lograría, así sonrieron y se despidieron hasta el día siguiente.

Luego de dos horas de haber llegado a casa, mientras María conversaba con su madre en la cocina de su casa escuchó el intercomunicador sonar, era Luis que quería verla. María se asustó, pensó que algo malo le había pasado y bajó rapidamente a su encuentro. A Luis le brillaban los ojos en la distancia, parecía como si hubiera llorado mucho, María le vio por primera vez fumando y notó también que le temblaban las manos, al llegar María Luis apagó el cigarrillo y con la voz entrecortada le dijo que quería confesarle algo muy importante.

Y así fue.

Luis abrió su corazón a María comenzó por relatarle el profundo amor que sentía por ella y como cada noche luego de que se despedían en la puerta de su casa a él se le llenaba el pecho de llanto y rabia por no poder decirle todo lo que la amaba, le habló de su sonrisa y de la luz que irradiaban sus ojos que le iluminaban la vida cada día, que él no podía vivir más sin ella y que necesitaba que ella lo supiera, que moría de verguenza al saber que quizás esa confesión le hundiría para siempre sino era correspondido pero que no podía seguir viviendo sin que ella supiera que toda su vida no tenía sentido si alguna vez ella no llegara a amarle.

María no supo que contestar. Salió corriendo y le dejó allí, en la puerta de su edificio, con las lágrimas contenidas y el alma rota.

Al día siguiente María no apareció por la Universidad, ni ese ni el día después, al tercer día resucitó entre las sábanas y decidió afrontar por primera vez en su vida la terrible situación de romper un corazón que le amaba, sin ella saberlo. María decidió hablar con José, el mejor amigo de Luis, pensó que José siendo el mejor amigo de Luis le asesoría como nadie la manera de seguir siendo amiga de Luis a pesar de no poder corresponderle en su amor. Y así hizo. María le contó todo a José, ignorando también que para él ella no era solo un simple coqueteo universitario, sino que sentía por ella el mismo amor que Luis le había confesado hacía pocos días. Cada palabra de María se clavaba en el pecho de José que se sintió traicionado por un amigo, Luis y él habían acordado que sería Luis quien acompañaría a casa cada noche a María para poco a poco conocerlo todo sobre ella y así ponerle el terreno fácil a José para llegar a María y enamorarla para siempre. No contaba José con el pequeño detalle que su mejor amigo también la amaba.

José le dijo a María que siguiera tratando de una manera normal a Luis que se olvidara lo que había pasado y con el tiempo ella vería que todo volvería a ser como antes. María siguió su consejo al pie de la letra. Pasaron los meses y poco a poco vio como la relación entre José y Luis nunca más fue la misma. Al final de la carrera José y Luis ya no se hablaban.

Un día, luego de dos años de graduados, María se encontró a Luis en un café de moda en la ciudad, se saludaron como los buenos amigos lo hacen y como la noche era larga, rindió para todo, desde beber algunas copas de más hasta para hacer algunas confesiones. Fue así como María se enteró del gran amor de José y de cómo Luis había disimulado delante de su amigo para no perder su amistad ni tampoco perderla a ella. "Yo sabía que aquella noche cuando te conté lo que sentía te perdería a ti y a él, pero el amor es tan grande, no conoce límites y es capaz de todo, lo siento por ti, por él, por mí".

Ese día fue a María a quien se le quebró el alma al descubrir luego de muchos años que había roto, sin querer, corazones y amistades de las buenas.

Así es la vida.

Hoy María piensa en ellos, en los amores y amistades que se quedan en el camino de este tren llamado vida.
Y espera que estén donde estén, sean muy felices, mucho.


Besitos para todos.


P.S.: Mi primera semana viviendo en Cádiz ha ido muy bien.

45 comments:

Waiting for Godot said...

Gracias a todos por los mensajes en mi post anterior, he tenido una semana de adaptación a la que será mi vida por lo menos durante el próximo año, no puedo negar que Cádiz me lo pone fácil. Besitos para todos.

Jacqueline said...

Wait, no he leído el post todavía (ahí voy) pero quería decirte que me alegro de que te sientas bien en Cadiz.

¿Mucha nostalgia por Holanda?

Adriana said...

!!!

Me costo un poco seguirle el hilo a la historia, pero como siempre al final me dejaste loquita.

Pobrecitos los tres :(

Me quedo con la curiosidad de saber como estan Luis y Jose... seguro que Maria los encuentra en Facebook!!!

=)

(a que te hice reir?)

BESOS MILES!!!

-Pato- said...

El post me dejó pensando en esta historia donde el desamor pudo mas, ojalá ambos hayan encontrado su camino y estén bien.

Y vos estés disfrutando de Cadiz :)
a pesar del ajetreo de una mudanza, que todo esté saliendo bien.

Besos.

Evan said...

Una historia donde todos terminaron sufriendo... lo más triste es que se haya roto esa amistad.

Muy sensible tu relato Wait!!

Un beso!

Waiting for Godot said...

Jacquie: Holanda está conmigo, no puedes sentir nostalgia por algo que está contigo. Besitos.

Adria: quizás María no tiene facebook, jejeje. Besos que Loca!

Patico: Va bien, gracias. Intento tomarmelo con calma. besitos para ti.

Waiting for Godot said...

Evan: Sensible como tú.Besos.

Masmi said...

Hoy lo que escribes me llega especialmente.
Siento que hay alguien que está sufriendo por mi, que nuestra relación se ha roto, y además no puedo hacer nada por la gran distancia que nos separa.
Posiblemente, como tu dices, así es la vida. Hay que seguir adelante.

Me alegro muchísimo que vaya todo bien por Cadiz. Como dices, Cadiz ayuda mucho a ello ;-)
Besitos

Champy said...

Ay amiguita yo estoy viviendo una etapa de locura....

Te debo mucho, he impreso esto y lo anterior y te comento mañana.

Me da un gusto inmenso saber que ya están en Tierra de Pisha, debe estar feliz y eso me hace feliz.

Que Dios los bendiga... no necesitas bendiciones, pero nunca sobran.

2046.

Waiting for Godot said...

Masmi: Tiempo al tiempo, solo él dice lo que debe ser. Mucha suerte. Besitos.

Champy: Gracias por alegrarte y por las bendiciones, no me debes nada, a mi nadie me debe nada. Un beso.

TOROSALVAJE said...

Cuántos corazones rotos verdad?, pero que podía hacer ella?

A partir de ahora a Cádiz se la conoce como la tacita de diamante.

:)

Besos.

Capochoblog said...

No debería ser un error decirle a otra persona lo que se siente, no?... y si lo pensamos, el error radica no en el sentimiento en si, si no, en las expectativas que se ponen en el y la manera en que reaccionamos.

Si te pones a ver, Maria solo debió haberle dicho a Luis: Ok, yo también te quiero, no de la misma forma y ya..., pero pasa que uno se enrolla por lo que cree que podría sufrir, pensar o decir el otro cuando lo más fácil es lo mas directo.

Podría darle mil vueltas al asunto pero vuelvo a leerte y me quedo con: "La vida no es lo que alguna vez prometimos. Es lo que alguna vez sentimos y dejamos sentir"...Si, es así. La vida es eso y todos los días cambia.

Besos mi Bella!

Waiting for Godot said...

Toro: Jajajjaa ERES UN SOL por eso las tienes a todas locas Torito. Besos

Nanny: Chica, usted hace falta a los 19 a los 30, a los 60 y a los 100. Definitivamente. Besotes. TQM

Genín said...

Si todo sigue bien, el Sábado hago un curso de Reiki en Cadiz, no he averiguado tu correo, lo seguiré intentando, Euchy tiene el mio, mariale tambien, pero como te decia en otro coment, suelo ir con frecuencia a Cadiz, no hay prisa.
Besos y salud

Rosa said...

Ahora que estas por aqui tal vez algun día puedas pasarte por Coruña

Alleta said...

Si, sin conocer a MAria, ya sabia que ella habia dejado muchos corazones rotos...lo que no sabia era que tambien habia roto con algunas amistades!!! jajaj
Besos Wait!

Waiting for Godot said...

Genín: Ando full con la mudanza,escribeme tu email.
Mucha suerte con el reiki. Tranquilo que para todo hay tiempo. Besos y salud

Rosa: Ojalá. Besitos.

Alleta: Pues increíble que sepas algo de María cuando la pobre hasta hoy ha nacido. Lo de romper amistades depende como se mire, ella estaba tranquilita mientras se tejían cosas sin saberlas. Así es la vida no? Besitos para ti.

caramelo said...

bien por Cadiz, mujer, que ya te tiene ahí en su entorno. Que te sigas sintiendo bien.

Triste historia, me recordó a mi mejor amigo en la universidad, fue algo parecido. Un día le conté que estaba enamorada del que después fue mi marido, el me felicitó y poco a poco se alejó hasta que un día recibí una carta en la que me deseaba suerte y se alejaba.

Un beso,

Pablo J said...

Uff, que relato. Esas son cosas que parecen sacadas de una peli o una novela pero que suelen suceder en el mundo real con una frecuencia tal, que la mayoría de nosotros se quedaría sorprendido.

Mi papel siempre ha sido como el de Luis, el amigo fiel que siempre está allí, bobo, derritiendose por la amiga pero que sabe que no tiene ninguna oportunidad. Después que me pasara 3 veces me dije que no me pasaba más, pero me seguía pasando, sólo que me callaba pues tenía más ventajas que desventajas.

Con el tiempo entendí que las mujeres son así, cuando alguien es tu amigo sólo llega hasta allí, una vez cruzada la línea de la amistad no hay vuelta atrás, salvo contadas excepciones que confirman la regla.

Me gustó tu relato Waiting, gracias por tu visita en mi blog. Estamos en contacto, saludos...

Que tengas un buen día ;)

Rossy said...

Bonito relato, Waiting!

Esas cosas suelen sucedernos en la vida, y creo que es por temor a comunicar lo que sentimos.

Que bueno que te estés adaptando a Cádiz, y que desde ya estés siendo muy feliz allí.

Besos!!!

* M a r u said...

Mucha suerte en Cadiz mi Wait... Y que bello tu relato!

Latamoderna said...

Vaya... carrusel???

Snif.

¿Qué tal España?

Sylvie said...

Eso de romper corazones sin pretenderlo, a veces duele más que pretendiendolo...

Perdieron los tres...como se pierde siempre cuando se confunden los sentimientos.

Besitos Wait. Sigue disfrutando por Cádiz.

Carlos said...

...hubo una María y un amigo Luis en mi vida, es duro pero hay que salvar lo que es más importante, la amistad.

Besos Waiting!

Johana said...

Me encantan tus cuentos!!!
Tristes, alegres, neutros, como vengan, son muy buenos.

grenouille said...

Hola Waiting:

Es una mala experiencia mostrar tu sentimientos a la persona que amas, y no ser correspondido, pero son inevitables: nos rompen o rompemos corazones, pero solo de esta forma podemos aprender un poco de la vida.

Entonces andas en Cadiz? Orales, que bien. Pero por otro lado ya no estamos tan cerquitas; cuando vuelva a Amsterdam ya no podré visitarte. Lo bueno es que te seguiré teniendo cerca a través de tu blog.

Te deceo lo mejor del mundo en esta nueva vida en Cadiz.

Besos eternos querida amiga.

adelita said...

Me contenta mucho que estes bien y contenta en Cadiz.
Muy bonita tu historia de amores.
Besos
Adela

Gerardo y Aimee said...

Que linda historia Waiting. Yo insisto, tienes que buscarte que te publiquen. Eres tremenda escritora! Que se cuide I. Allende!

Besitos,
-Aimee

Goathemala said...

Cosas como esa suceden muy a menudo. En algún momento me identifiqué con Luis pero sin su valentía.

Muy bella y real historia. Apunto que María no tenía culpa de nada.


--
Saludos, Goathe.

Lena said...

Jajajaja

Lo del Facebook!

Esta Adria!

Qué cómica!

Estos posts tuyos me encantan.

Si ves a María, dile que no se preocupe por nada.

Cuando la amistad es verdadera no hay nada que la rompa.

(Como el amor...tampoco se rompe si es real...)

Esos desencuentros son conchitas de mango que nos pone el destino para que aprendamos a vivir...

Te quiero, Gurugú!

marichuy said...

Querida

Así es esto del amor, en ocasiones uno rompe corazones y en otras, le toca ser el lastimado. Pero al final eso es vivir, crecer y aprender.

Besos para ti

Champy said...

Ay amiga.....

Que historia, tan triste, tan común, tan habitual.....

Muy propia de una etapa de nuestras vidas, creo que muchos de nosotros poasamos por algo así ó parecido.....

Hubo algún momento d emi vida en que yo ni hablar quería con mujeres, me metí en cada problema y mal entendido..... para mi que es tan normal hablar y conversar y saludar y sonreir con la gente.... muchas compañeras lo tomaban por cortejo, y es mi natural forma de ser.... y se malinterpretaba lo que pudiera llegar a ser una linda amistad....

Ahora, con la "madurez" que dan los años, trato de dejar en claro mis preferencias antes que otras cosas sucedan.....

Yo creo que es debido y propio de la edad, durante la juventud el ser humano busca espacios de apoyo y si te ven bonito a los ojos sientes que la luna se llena solo para ti.... muy bella etapa, definitivo....

Ay yo quisiera volver a la secundaria!!!!

te quedo muy bello este post....

Viste Y tu mamá tambien???

Más o menos lo que intento decirte....

nestor said...

Los sueños serán un presagio del futuro? asi dicen algunos.
Leeré el post anterior y dejaré un comentario al respecto.

gracias por andar por mi blog, hacía mucho que no te encontraba.
un abrazo y muy buen finde...

Angie said...

La vida son corazones rotos.
Que tal el clima por Cádiz? y la gente andaluza, verdad que son los mejores?

Ale Calcines said...

A veces lloramos por la gente equivocada...y a veces lloran por nosotros estando equivocados..en fin

Mariale divagando said...

La historia, como siempre preciosa y muy bien contada!!

Sobre tu posdata: Me alegra MUCHO!

NuNú said...

Ummmmmmmm, qué bueno saber que estás adaptándote bien a Cadiz... A veces los cambios aunque sean para bien nos mueven los cimientos, no?

Mí no estar de acuerdo con la idea de María de las maripositas, pero bueno, sólo ser mí...

Besitos

CURRUSA said...

Vaya sorpresa!
Paso por aquí y me consigo que te has mudado...
Te deseo lo mejor en esta nueva etapa de tu vida!

Saludos!!! ;-)

Elier said...

Cambios???
hasta yo que andaba en estas paginas en un silencio absoluto pero con un ¡Dios te bendiga siempre!- La vida es un caminito largo, ah malhaya sino nos encontraramos cosas como estas, pero palante y ahora en Cadiz, no dejas de ser mi princesa naranja. Mil besos desde Cocorote

DIFFER said...

Q Bello mi Waiting!
El amor es una bendición, creo q nos ha pasado a todos estar en la situación de querer bonito a un amigo q se enamora de ti. Lo importante es q aunq a la otra persona le va a doler un poquito q le digas q tu amor es diferente, seas sincero, valides los sentimientos del otro, te pongas en sus zapatitos y esas palabras sean lo mas dulces y concisas...el tiempo es sabio, lo cura todo y transforma los amores en cariño.

Gracias por las felicitaciones! te adoroooooooo!!!

y q la pases de la ostia! es cadiz y en donde quiera q te encuentres!

Besos enooormes para ti y el Psha

Francisco Pereira said...

Como dice la canción : Hay amores que se tienen en la vida que nunca se olvidan.
Son muchos los corazones que se rompen en el camino como son muchas las veces que se nos rompe. Pero el remedio del tiempo es el que nos hace cicatrizar y seguir adelante y reencontrarnos con esos amores de otra manera, pero sin olvidar con una lágrima retenida el amor vivido.

MentesSueltas said...

Dejo un abrazo en Cádiz...

Me gustó leerte nuevamente.
MentesSueltas

Catalina said...

waiting! que bella historia, triste también pero no en realidad...siempre pensé que amores no compartidos no son realmente amores y que, de todos modos, es relativamente facil para un amigo enamorarse de una amiga -a la inversa creo que pasa menos- (es como que puden "verla" mas claramente , mas como realmente es, y eso enamora...)

que bueno que también te cocinan hermana gemela! TQM waiting! besitos

Mobtomas said...

Corazones rotos, triángulos de lados nada equilibrados. A veces rompemos almas sin darnos cuenta y a veces nos la rompen sin que podamos evitarlo.

Ana said...

Mañana tengo examen.
Tengo que estudiar!!
Solo me estaba tomando un pequeño descanso. Y mírame!! No puedo dejar de leer!!!
He llegado hasta ti desde el blog de Carmen (Té oro) y me temo que me voy a quedar por aquí.
Adiós al aprobado.

Vaaaaale ya me pongo a ello, pero volveré!! Vaya si volveré!!

Un placer Wait.

Un abrazo. Bienvenida a España.