31.7.08

Tú, La Moto y Yo.

Esa tarde de Abril en Amsterdam, dos chicas se reían a carcajadas montadas en una moto. Una moto amarilla, pequeña,creada con la forma de una abeja, los espejos retrovisores hacían las veces de antena, las lámparas delanteras tenían forma de ojos, y la parte de atrás de la moto, era en forma de culo, del culo de una abeja.

Las dos cosas llamaban la atención, las risas de las chicas y la moto. Los hombres incluso intentaban coquetearles, o como se diría en venezolano, "echarles los perros", y es que ellas, esas chicas, eran venezolanas, venezolanas en Amsterdam.

Las dos estudiaron juntas en un Colegio Teresiano, uno de los que hay en Caracas. Se conocieron en primer año de Bachillerato. Las sentaron por orden alfabético y resultó que un apellido venía después del otro, así se sentaron juntas, cada fila contenía tres pupitres, al lado de ellas había otra chica pero con tan poca importancia que nisiquiera necesita nombrarse en este relato, pero las dos amigas sí, incluso los pupitres, pero la tercera, la tercera no, empecemos por los pupitres de la escuela, esos no eran como en la mayoría de los colegios porque allí todo el mundo tenía su mesa con su silla, la mesa tenía una tapa que si la levantabas tenía un cajón donde podías guardar todo el mundo escolar y aún más, una de las compañeras hasta guardaba un playgirl, pero de esa compañera tampoco queremos hablar, esa tampoco tiene importancia.


Las dos amigas supieron que serían amigas para siempre, desde ese primer día de clases, es que cuando eres chamo las cosas se ven clarísimas, si ves a alguien y "no hay feeling", pues no le tratas y ya, solo un hola y chao, el mismo "hola y chao pescao" que esas dos amigas le hicieron a la tercera de la fila, la que no tiene importancia en este relato, nadie sufrió, no hubo traumas, eran niñas pero sabían claramente que un NO es un NO, las tres lo habían aprendido desde temprana edad y por eso allí hubo cero rollos (a mucha otra gente le cuesta entenderlo en la vida o quizás nunca lo llegan a aprender, triste no?)

No nos desviemos del tema, que sino se nos va la moto.

Una de las chicas era muy pobre, pero muy pobre muy pobre, la otra tenía dinero, mucho dinero (que luego resultó ser menos y después mucho pero mucho más, pero eso no viene al caso, insisto, no nos desviemos del tema). La chica que era muy pobre en realidad no tenía que decirlo, a su amiga no le importaba lo que los demás tuvieran en sus bolsillos, sino en sus cabezas y en su almas,en esos lugares era en los únicos que hacia (y hace) diferencia entre pobres y ricos. La chica que era pobre sentía la necesidad de contarlo,para ella una amiga era aquella que la aceptaba tal cual era y aunque su amiga rica desde el día 1 la había aceptado sin importarle muchos detalles, para la amiga pobre su amiga rica debía pasar la prueba.

Fue así como un día, antes del comienzo de las vacaciones navideñas, la amiga pobre decidió llevar a su amiga rica a su apartamento, aquel lugar donde la amiga rica no había entrado nunca, aunque estaba justo al lado del colegio. Al entrar vieron a una señora con una cara tan amable que a la amiga rica le arrugó el corazón. La señora iba vestida como en Caracas acostumbran a vestir a las señoras que se trabajan en casas de otros como servicio doméstico. Al entrar la amiga pobre le dijo con una sonrisa nerviosa: " te presento a mi mamá", la amiga rica sonrió con esa sonrisa que había aprendido de su papá, esa sonrisa que abre puertas, y le dijo: " encantada señora". Y así quedaron, encantadas la una de la otra. Para siempre. La niña pobre, ya no se sintió más pobre, porque había encontrado a alguien que valoraba quien era y el trabajo que hacía su mamá, que a su vez trabajaba en una casa donde vivían, comían, dormían y cuyos dueños de casa que nunca pudieron tener hijos, la querían como a una hija, hasta el punto de pagarle esa escuela, tan cara. Pero eso tampoco viene a cuento. Cortemos, que se nos va la moto.

Así llegaron al tercer año de bachillerato, casi 15 años y un mismo sueño, tener una moto (aquí si ya nos empezamos a centrar en el cuento), de esas que estaban tan de moda, una vespa, todas tenían una, todas, incluso la tercera en la fila de pupitres, todas, menos ellas dos, una por falta de dinero y la otra por falta de agallas, los padres de la segunda no querían ni escuchar hablar de algo que pudiera atentar contra su vida, difícil, muy difícil era convencerles. Estuvieron meses planeando la manera de hacerse con una, una sola les bastaba para las dos, todos los fines de semana comparaban los precios de los recortes de prensa que cada una había acumulado por su lado,con las ofertas en motos, con todos los modelos, para todos los gustos, cada una tenía sus ahorros pero el cálculo haciendo hasta lo imposible por conseguir dinero, les daba mucho menos de lo que necesitaban para hacerse con una.


Un día desistieron, se conformaron con los paseos que una tercera amiga les daba (no la tercera en la fila de pupitres sino una otra tercera que sin ser de la misma fila era la tercera correcta), esa tercera amiga que tenía una moto de color azul marino preciosa que brillaba a distancia, las montaba y les daba paseos por turnos después de clases, y así poco a poco les mataba el vicio tan grande que habían agarrado por esas motos.


Pero, no puedes matar nunca un sueño infantil, aquello es más grande que una mata de coco.


Es por eso que once años después, en Amsterdam (el tiempo vuela no? como mi relato que sino, se me va la moto) una tarde de Abril, la segunda esperaba a la primera en el aeropuerto, luego de abrazos y de risas al verse igualitas la una a la otra, la segunda le dijo:" te tengo la sorpresa más grande del mundo amiga, la moto, finalmente, llegó".


Llegaron a casa, dejaron maletas, regalos y jet lag, bajaron corriendo a la calle donde en una esquina una abeja amarilla culona y pequeña, que a la vez también era una moto, les esperaba, la primera amiga por un momento pensó que aquel animal moto les sonreía, y no le parecía raro, porque cuando la vida te sonríe, todo lo demás lo hace también.


Se montaron, con lágrimas en los ojos, la primera se sentó detrás de la segunda, la abrazó y le dijo: "amiga, vamos al colegio" y así iniciaron ese paseo imaginario que tantas veces vieron en su cabeza, las dos, saliendo de casa de la segunda y llegando a clases, por fin, en moto (de la casa de la primera nunca salieron porque vivía al lado del colegio, las chicas eran soñadoras, no tontas).


Por eso se reían a carcajada limpia mientras paseaban por Amsterdam, de qué otra manera se puede pasear cuando un sueño se cumple tarde o temprano y en el lugar menos inesperado?


Besos para todos. Recuerden, no dejen que se les vaya la moto...

46 comments:

TOROSALVAJE said...

Ay Waiting, me imagino que alguien va a llorar al leerlo.

Me emociona hasta a mí...

Besos.

Waiting for Godot said...

Toro: Yo lloré escribiéndolo. TQM

alida said...

Waiting, me encanto y me emociono mucho, lo leí dos veces
En mi salón eran mas de tres filas, hay amigas de amigas que nos acompañan en los sueños hasta que se no hacen realidad
Un beso grande


Estudie en teresiano (los laureles-paraíso) todavía tengo contacto con mi mejor amiga

Sylvie said...

Así se vive y se sueña...sabiendo siempre que en algún lugar y en algún momento, todo lo que deseamos se acabará cumpliendo...

Precioso relato. Tiempos de motos!!...cuanto soñé yo también con ella y por miedo de mis padres no la tuve (lo que hice fue liarme a novios moteros y arreglao).

Besitos, guapa.

sulaco said...

La del Playgirl era un crack del quince y terceros que no cuentan los desechamos todos continuamente, aunque a veces no se dan por aludidos.

beetle said...

Pero por favoooooooor, y la foto de la abeja culona que? Si no salen las niñas no importa!

Hermoso relato. Lo que mas me gusto fue eso de "Amiga, vamos al colegio!"

Bravo por la amistad de ustedes y por mantener vivo ese sueño hasta que lo hicieron realidad!

Genín said...

Un precioso canto a la amistad y a los recuerdos...
Besos y salud

Masmi said...

Que hermosa amistad. Ambas sabían apreciar que hay cosas mas importantes que el dinero que se tiene.
Por fin pudieron cumplir su sueño, se lo merecían!
Besos

Miguel said...

Crecemos de golpe y a veces los sueños se cumplen.Esta mágica historia que cuentas, con tu mejor sonrisa, en ese otro mundo de las cosas pequeñas.
Un abrazo

Capochoblog said...

Mi muñequissssssssss preciosa :)))

Yo tuve una moto a los 10 :) hasta que un año después, me dí una matada que me costo los huesitos que sobresalen a los lados de las rodillas (era flaca como un firifiri).

Ahora solo quedan los circulitos que delatan, minimo, que me raspe hasta llegar al hueso completo... pero los recuerdos en esa perola y esos días son geniales.

Sobre los terceros y los NO, ya sabes que opino y cuando resultan insistentes (pluripateticamente hablando), no hay como pasarles por encima con una moto amarilla y de paso, culona :)))))

Besos mi Bella!
TQQJ.

caramelo said...

me imagino una de esas amistades en las que no importa el tiempo que ha pasado,al reencontrarse la vida sigue como si hubiera sido el día anterior al igual que la conversacion; son esas las amistades únicas, eternas...

Bella la historia, Waiting.

Un beso,

tcalo said...

que historia tan linda!!! me las imagino alborotadisimas riendo en una vespa-abeja :)...que se la pasen muy rico en vuestra abejita y que disfruten de los sueños hechos realidad que mientras mas duran en realizarse mas sabrosos son :D
un abrazo,
t.

Mariale divagando said...

Qué post más bonito, chica!!
Un post muy TU...

Triple said...

¡Qué hermosa historia, qué hermosos recuerdos, qué hermosa amistad!

Axtlan said...

....too much waiting!

tanto...que te comento por e-mail!

en el teresiano estuve solo una semana jajajaja!

historias mágicas, todas estas

Besitos Waiting!!!!

Waiting for Godot said...

alida: me gusta que te haya encantado, a mi sinceramente me salió del alma, si te toca, entonces es porque estamos en la misma onda. Besos.

Sylvie: Jajaja Sylvie, eres mí ídolo! :) Besos.

sulaco: es verdad, triste, no se dan por aludidos. Confio en aquello que dice que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Besos.


beetle: jeje, foto, uff, jejeje :)
gracias por tus palabras. que linda. besos.

Genín: gracias genín. Besos.

Waiting for Godot said...

Masmi: los sueños se cumplen en múltiples formas. besos.

Miguel: Es así. Besos para ti.

Capochoblog: 10! jejeje ES QUE TU ERES MUY TU, las agallas tuyas se las quitaron a todas las demás :)

Lo de pluripateticamente hablando y pasarles por encima con una moto amarilla y de paso, culona, jajajajja, no puedo parar de reír!!! TQM

caramelo: en todas las amistades se el tiempo no importa. no pasa.
Besotes para ti.

tcalo: Es así, cuando ya no esperas por las cosas de manera consciente, sino que están allí en tu alma, puedes esperar toda la vida. Besossssss!

Waiting for Godot said...

Mariale divagando: Y este comentario es muy TU también, chas gracias :) Besos.

Triple: Gracias mil :) Besos.

Axtlan:leí tu email, se me arrugó el corazoncito, al final es cierto, estamos muy cerquita, muy cerquita. EN TODO. Besos.

toxogirl said...

que lindo!!!yo quiero ver esa moto abeja!!!besos!!

LaRaKeLa said...

Me voy...
Muchas gracias por tu despedida!

Te deseo que este verano pase más de una moto a tu vera y la caces al vuelo!!

Nos seguimos intuyendo a la vuelta. MUCHOS BESOS.

egamaga said...

waitingcita, que bonitos recuerdos, yo estudie en una escuela pública, llena de niños y niñas y te puedo asegurar que guardo en mi memoria momentos encantadores llenos de alegría y diversión, un besito y feliz finde.
Ega

MARICHUY said...

Waiting

Querida, haré mi mejor esfuerzo porque ni hoy, ni nunca, se me vaya la moto.

Te mando besos y abrazos, se van volando y cruzan el Atlántico... a bordo de una moto amarilla en forma de abeja...

guada said...

yo la moto la tengo agarrada con las dos manos, a la espera de poder atarla y luego darme una vuelta en ella
genial relato
un beso

Anne said...

que lindo!

Fanmakimaki ファンマキマキ said...

ME gust la imagen de dos amigas riendo encima de una moto abeja.

Janecita. said...

Qué rica es la vida, sin duda :)

Feliz fin de semana, niñita Wait.

Champy said...

Ya te imprimí todita eh mamacita! Ya sabes que el lunes te visito y te platico de todo lo que aprendí a tu lado....... eres mi compañia de fines de semana, contigo paso mis descansos!

2046 Besos

Adriana said...

Bella bellisima,

Me gusto tanto este post que me inspiraste uno completico.

Que alegria la de las chicas en la moto!!!

Me iluminaste el corazon con tu post, gracias :)

Millones de besos, te quiero mucho!!!

Waiting for Godot said...

toxogirl: Jejeje, que linda ;) Besos.

LaRaKeLa:Igual para ti,disfruta mucho!. Besotes.

egamaga: esa es la infancia, una caja hermosa llena de buenos recuerdos. Besos.

MARICHUY: A ti la moto no se te irá nunca. Besos grandes.

guada: me encantó tu comentario, gracias linda. Besitos para ti.

Waiting for Godot said...

Anne: :) besos.

Fanmakimaki ファンマキマキ : a mi también. Besitos.

Janecita: Definitivamente! :) Besotes.

Champy: Tan bello mi Rey! ;)

Adriana: Sí, te inspiré? Pues lo espero :) A mi me iluminan las fotos de tus nenes, bellos! Besos.

zel said...

Lindo post, que bien podría ser una realidad, mientras lo iba leyendo, lo iba viendo, las vi a las dos, antes y ahora en el encuentro, porqué, pensándolo bién, que impide que sea cierto?

Precioso, me emocionó...
Besos preciosa!

Euchy said...

Bello, mi Wait. Eres alguien de quien siempre se tiene algo que aprender.

Un beso inmenso.

Oswaldo Aiffil said...

Waiting, que cuento más hermoso, claro, no puedo esperar menos de ti (ojos aguados). Los sueños se cumplen, solo hay que persistir, ¿es la moraleja, no?
Qué bonito el desenlace de éste, digno de las historias de Disney, muy a tu estilo, es decir, preñado de ternura...un beso!

BETTINA PERRONI said...

Me encantó!.... sencillamente cautivante este post porque sé el valor que tiene compartir sueños y realidades con una amiga así.

Bonito fin de semana :D

Guerrero said...

"nopuedes matar a un sueño infantil" ojalá y siempre sigamos viviendo esos sueños aunque no los podamos hacerlos realidad, me gustó mucho el relato, saludos

Champy said...

Te dije que hasta el lunes, pero no me pude aguantar las ganas y aqui estoy.

A veces siento que soy reiterativo contigo, pero no me queda de otra.

Me llegas gacho, me llegas hondo... pero muy lindo.

Como tu, mejor dicho, como ellas 2, al primer contacto visual identifico el SI ó el No, y en mi caso son NOS absolutos, gracias a Dios mis SIS me han hecho muy fuerte, malditos NOS no pueden.

"no puedes matar nunca un sueño infantil"

Aqui he llorado duro, duro porque duele, y hermoso porque siento que por ahí algo abriga una esperanza.... no se como hacerle, o no he sabido hacerlo, pero esta intacto, aqui sigue, y tengo la certeza de la promesa que te voy a hacer.

En cuanto la vea (a la moto) no la voy a dejar ir!
Y nadie me podrá bajar de ella.

Ansío el viento en mi cara al montarnos en ella, no me importa quien la condusca, si mi 1o ó mi 2o, lo que ansío es el viento en mi cara, y unas manos en mi cintura o una cintura de donde agarrarme.

2046 bien agarrados besos.

Waiting for Godot said...

zel: es así, qué impide que sea cierto? La realidad va más allá de todo lo imaginado. Besos para ti.

Euchy: de ti también se aprende mucho. Besos!!!!

Oswaldo Aiffil: si te llego a emocionar en esa medida, me doy por satisfecha, porque emocionar a un ángel como tú, es un regalo. Es así, esa es la moraleja. Besitos mi Oswaldo, se te quiere mucho.

BETTINA PERRONI: gracias por tus palabras y buenos deseos del fin de semana, so far, so good. besotes!

Guerrero: Como bien dice Oswaldo, la morajela es no dejar de soñar. Besos para ti! :)

Waiting for Godot said...

Champy: NO NO Y NO! A mi no me basta con una respuesta de Blog, vuela a Amsterdam o yo vuelo a México, nos debemos una conversa gigante!

ME HAS MATADO CON TODOS Y CADA UNO DE TUS COMENTARIOS EN MIS POSTS QUE COMENTASTE ESTAS SEMANAS. NO PUEDO CONTIGO MI REY!

TE ADORO!

NuNú said...

No dejaré que se me vaya. Gracias por el relato

Besos

Zepequeña said...

Los pelos como escarpias. Que bonito...

Zepequeña.

NORKA said...

... trato de que no se me vaya ...

Sin embargo no te digo cuantas motos me rodean siendo el portu piloto de motovelocidad porque no me crerìas, quizas eso sea buen augurio verda, un aviso como dicen...

Tu historia es muy de acà me gusta y lo repito y no me canso tu no dejas de ser venezolanisima ...

Besitos muchos de tu Savoy favorito y siempre tratando de volar como àguila en el aìre libre, cierto como lo dijiste en tu post anterior los chamos son libertad por eso nos la muestran siempre de alguna manera.

Champy said...

No me tientes chamuca que tengo vacaciones este mes!!!!!

Sale caro?

Imaginate unas copas con Lucha de fondo?????!!!!!!????

Champy said...

Y si!

Si puedes.

Nomas sigue igual!

Gaviota said...

Que bonitooooooooooo!!! me gustó muchísimo. Asi son las verdaderas amistades, y además, qué dicha que se les cumplió lo de la moto! Un besote!

* M a r u said...

Wait, qué relato tan bello...! Yo nunca dejo que se me vaya la moto. La guardo en mi cajita de esperanza y trabajo para sacarla al mundo real algún día...
Y con lo del Si-Si, No-No, estoy 100% de acuerdo contigo... Mi Prince y yo supimos el Si-Si al minuto de conocernos... el resto de la historia ya la sabes!
Un besito grande mi Wait.
TQM
Me voy con una sonrisa...

amor y libertad said...

tiene toda la pinta de ser tu experiencia real, y me encanta cómo la cuentas

bs