3.4.09

Ellos

Había algo en los padres de mi amiga que me generaban una sensación de tranquilidad y felicidad cada vez que luego de clases me iba a su casa un rato. La mamá (cuyo nombre no recuerdo porque siempre le llamaba por el respetuoso Señora seguido de su apellido tan del norte de España de donde había venido junto a su esposo un Señor gallego que siempre me pareció tan amable como ella) nos preparaba la merienda en cuanto llegábamos a su casa y eran las mejores meriendas que recuerdo de mi etapa de adolescente, quizás es porque mi madre como buena venezolana nos daba merienda de niños pero al pasar a la adolescencia no lo vio necesario y por eso no supe lo que era merendar en mi casa al pasar a esa etapa de mi vida, en Venezuela por lo general se hacen 3 comidas al día y dependiendo de la casa solo dos porque en la cena siempre se come algo ligero, normalmente no se cena fuerte, bueno tampoco puedo generalizar porque eso varía de región a región también, sería un error grande hablarles de que todos lo hacen cuando mi todo es mis amigos y la familia que afortunadamente me tocó, pero esas son las meriendas que recuerdo luego de mi infancia, las de esa Señora, escribiendo este post recuerdo su café con leche, su pan que siempre estaba "calentito" como ella decía, sus "tartas" que eran receta de su madre y que ella había salvado antes de venirse a vivir a nuestro país, pero sobre todo lo que más recuerdo son esos abrazos que nos daba al entrar a casa y como nos besaba tres veces en la misma mejilla con mucha fuerza, de la misma manera en que lo hace Blanca Portillo en la película de Pedro Almodóvar " Volver", de la misma forma que un chico con Síndrome de Down que me presentaron recientemente lo hizo mientras me abrazaba con mucho cariño y de la misma manera que lo hace mi madre luego que le hago reír por alguna cosa tonta de esas que le cuento para que se ría y me premie con besos.

Me sentía en casa con ellos, su padre era un ser tan inteligente y sensible a la vez, en su casa se veían colgadas muchas pinturas que él pintaba en sus ratos libres y que para mis ojos de aquel momento veía llenas de talento, mi amiga tenía una hermana que se había graduado con honores en una de las universidades más prestigiosas del país y un hermano que no sólo era muy simpático sino además muy inteligente, yo entraba allí y era entrar a una de estas películas gringas ambientadas en los años 50 en donde todo era perfección, yo incluso le ponía música en mi cabeza acorde con cada momento para lograr el cuadro perfecto en esa casa, se respiraba paz y amor.

Mi amiga no comía, en aquella época nosotros no llamábamos a nadie anoréxico ni menos se nos ocurría hablar de eso, yo que pasaba tantas horas con ella notaba que no comía pero no me pregunten porqué nunca lo vi como algo malo, sólo era mi amiga la que no comía nisiquiera cuando su madre preparaba aquellas meriendas de campeonato. Si notaba que su madre le pedía que comiera y ella insistía que estaba llena, y me miraba y me hacía un guiño con su ojo izquierdo que me hacía indirectamente cómplice de algo que en aquel momento me parecía una cosa inocente y sin mucha importancia.

Su hermana tenía algunos kilos de más para el modelo estricto venezolano que creo ha existido desde antes que nuestra Maritza Sayalero fuera coronada Miss Universo en el '79. Y ella, la hermana de mi amiga, una chica hermosa a la que la línea nunca le preocupó, comenzó a sufrir al pasar a una etapa donde sí la juzgaban por sus kilos de más y donde casi ningún hombre parecía importarle todos los honores con los que se había graduado en la universidad y todos los idiomas que hablaba o todo lo que hacía reír a la gente con sus ingenios. A mí ella me parecía una de las mujeres más hermosas que había conocido, una de las más inteligentes y a su vez una de las más graciosas, nos reíamos mucho juntas, ella nos ayudaba a hacer las tareas y siempre se le ocurrían cosas muy buenas para los proyectos que presentábamos. Pero tenía un complejo enorme con sus kilos de más, siempre hablaba de ello, aunque su hermana, mi amiga, siempre le decía que se veía muy bien y que no era gorda, a lo que ella respondía "lo dices muy fácil porque tienes un cuerpo delgado, no sabes lo que es ser gorda y vivir con ello, no intentes consolarme yo soy gorda, como desearía estar delgada como tú" era muy duro cuando estas conversaciones sucedían porque yo lo veía muy claro para mí era una mujer hermosa que no veía lo hermosa que era, y eso amigos míos, es una cosa difícil de solucionar.

Al graduarnos les perdí la pista, sobre todo porque mis padres se mudaron a otra parte de la ciudad, bastante alejada de donde ellos vivían . Un día después de algunos años volvimos a vernos, yo decidí llamarles para pasar a visitarles, al llegar a su casa todo lucía muy parecido a la última vez que había entrado allí pero había algo extraño en ellos que no pude explicar a la primera. Ella, su madre, no me besó de la misma manera, sólo me abrazó con tristeza y me dijo que me sentara, me preguntó si quería un café y le dije que sí, al probarlo supe que eso no había cambiado para nada, el sabor seguía siendo el mismo, sentí ese alivio que se siente cuando las cosas parecen no cambiar mucho. Su padre tenía esa sonrisa de siempre y como siempre me hablaba como si el mundo lo hubiera inventado él, escucharle ha sido siempre un placer, pregunté por ella, mi amiga, y me dijo que se había casado y había tenido un hijo, "sí, de eso sí supe, lo vi por la tele" y es que mi amiga se había casado con alguien famoso en Venezuela, "pero no resultó y se divorciaron", eso ya no lo sabía, "lo siento por ella" les dije, "resultó que él se casaba para tapar su homosexualidad y usó a mi hija que le descubrió en la cama con su mejor amigo, es decir, el compadre de ambos, ella ha vuelto a casa porque no quiso ser parte de ese show y ahora vive ella y su hijo con nosotros, nuestro nieto, que es guapísimo, se parece a ella", sinceramente me dejó sin palabras, era mi amiga, una muchacha para la que yo soñaba un futuro cercano mejor, por eso me había alegrado tanto al saber por la tele que se había casado con quien lo había hecho y por eso me molesté tanto al saber que su matrimonio había sido una farsa.

Pregunté por su otra hija, porque vi una foto donde la vi tan hermosa como siempre pero muy delgada, estaba junto a otras fotos de ella en el centro de la mesa de la sala, "ella murió" me dijo su padre con una voz seca que aguantaba un llanto, " murió??? pero cómo?" e inevitablemente me puse a llorar como si todo el llanto de mi vida se fuera a acabar en ese momento, no pude evitarlo, me dio un poco de verguenza causarles más dolor con mi llanto, su madre me abrazó y me dio los tres besos en la mejilla seguidos de lágrimas "nos la mataron" me susurró al oído. Sentí morir, creo que ese momento nunca lo olvidaré. Su padre me contó toda la historia y debo reconocer que lloramos todos, por mucho rato, mientras nos agarrábamos de las manos sin soltarlas.

Ella, había conocido a un hombre que era inteligente, simpático y que físicamente no estaba nada mal, él la enamoró en poco tiempo y la embarazó, ella estaba loca por él y no le importaba nisiquiera que él no quisiera trabajar y decidió pagarle todos sus caprichos, ella era feliz así y aunque sus padres veían cosas que no le gustaban como él no le hacía daño físico sino que ella parecía feliz así, pues se hicieron la vista gorda, tuvieron dos hijos y un día ella volvió a casa, se divorciaba, ellos no hicieron preguntas porque estaban felices con ese milagro y se dedicaron a cuidarla y quererla como siempre, aunque ella con los días empezó a enfermarse, se sentía débil. Empezó a perder peso, y convenció a sus padres que todo era debido a una dieta que estaba haciendo, le creyeron. Los padres habían comprado una casa en la playa y pasaban largas temporadas allí, volvían a Caracas y se veían muy seguido, en la playa y en Caracas. Un día ella fue de visita a la playa, y el padre mientras me relataba ese encuentro me ubicaba en el sitio, en el momento, de una manera indescriptible, era como si yo hubiera estado allí, con ellos (intentaré escribir tal cual como me lo relató):

" Hija, estás muy delgada, ya creo que te has pasado con la dieta" "Papá no exageres, cuando me pasaba de kilos todos me decían algo y ahora que estoy delgada también, nunca están contentos", "nosotros no, nunca te dijimos nada para nosotros siempre estás bella con kilos de más o de menos, pero pienso que ya está bien de perder peso" "papá, nunca supe lo que era estar delgada y te puedo decir que nunca me sentí tan contenta con mi cuerpo estoy contenta de saber lo que se siente que toda la ropa te quede bien" "pero hija a ti siempre la ropa te quedó bien, eres hermosa, no lo entiendes?" "bueno, ahora me siento hermosa, que es distinto, papá quería decirte que ustedes han sido unos buenos padres y pase lo que pase quiero que cuiden siempre de mis hijos" "pero bueno mujer, eso ni hablar, tú eres quién cuidará de nosotros que ya nos hacemos viejos, y esas manchas en tu cuerpo qué son?" " unos mosquitos que me picaron en esta playa papá, que es muy bonita pero no veas que de bichos!" se rieron, y yo siento que al escribirlo les escucho reír en aquel momento, e intento quedarme con esa risa en el alma.

Una semana después ellos, los padres, volvieron a Caracas, recibieron una llamada de emergencia, llegaron directo a la Clínica. Ella, moría, su ex-marido tenía una afición que ella descubrió muy tarde, le encantaba ir a bares de mala muerte donde muchas mujeres hacían lo que fuera por algo de dinero, y fue allí donde él se contagió, al descubrir que él estaba enfermo se hizo las pruebas ella y al saber que también tenía esa enfermedad decidió separarse y volver a casa, "papá en mi mesa de noche hay unas pruebas de laboratorio que nos hicieron a él y a mí, por las fechas te das cuenta que su enfermedad se la descubrieron antes, él no morirá tan pronto como yo, él será portador pero no va a morir tan rápidamente, pero me ha dicho que cuando yo muera intentará alegar que él no está enfermo y que la que se contagió fui solo yo, porque era una cualquiera, es su manera de quedarse con los niños y con el dinero que yo les dejo, pero esas pruebas harán que mis hijos permanezcan con vosotros".

Al poco tiempo Ella murió.

Salí de aquella casa muy triste, lo que tenía en mente que sería el futuro de aquella familia que siempre me pareció muy perfecta y lo que vi en mi última visita era tan distinto, que no pude evitar sentir rabia por la vida y de cómo a veces el destino juega pasadas horrendas en los lugares más inesperados.

Hoy en día los niños viven con sus abuelos, ganaron el juicio con aquella prueba. Ellos lloran al recordarla, y yo, hoy también.

41 comments:

sulaco said...

Una historia muy triste. Al menos los niños no acabaron con el canalla del padre.

Maie said...

si...la vida nos da cada golpe... durisimo...

TORO SALVAJE said...

No me extraña que llores.
Pobre familia.
Nunca sabes lo que deparará el futuro.
Que pena.

Besos.

Capochoblog said...

Me quede sin palabras...

:S

Besos.

Masmi said...

Lo que me he reído al principio cuando contabas lo de los "besos de abuela" que es como yo los llamo, para luego tener un final tan triste.
Hay que ver la mala suerte que tuvieron tus amigas a la hora de fijarse en el hombre con el que querían compartir su vida.

Un besazo.

Fernando said...

uffff...hoy me has dejado jodido...un beso cielo.

Mariale divagando said...

Que historia tan triste!

Rossy said...

Que triste, Waiting! La vida en sí misma es el gran misterio :(

Besitos!

Genín said...

Que triste!
Debo estar muy sensible se me aguó el guarapo...
Besos y salud

Antonieta H. said...

Que triste :'( se me salieron las lagrimas

marichuy said...

Ay mi Waiting

Qué triste historia, mi niña; qué triste historia. Yo que, ya te he contado, perdí a mi adorado amigo por esa misma enfermedad, sentí tan cercano este relato.

Te mando besos y un fuerte abrazo

caramelo said...

¡pobrecita..y que tristeza, fue una víctima inocente más!!

caramelo said...

y como él debe haberf tantos que contagian sin pensar en la vida de los otros.

Te dejo un beso,

lala said...

triste triste...

* M a r u said...

Que triste y que duro...
Hoy no tengo palabras.

Martica said...

Es una pena muy grande que los niños ahora se hayan quedado sin su mamá por culpa de un irresponsable. Lo bueno es que al final los niños se quedaron con sus abuelos, que sabran educarlos y hacerlos unas personas de bien, como lo fueron sus hijas.

EUCHY said...

ay que cosa, vale..
de verdad que terrible :(

Caty said...

que triste waiting...

es bueno que los ninos estan con los abuelos, y aunque el consuelo no es posible, eso si es una bendicion!

besitos Waiting!

NORKA said...

... ufff... difìcil situaciòn para esta enfermedad,desde que la conozco y se de su gravedad recuerdas que hice mi tesìs de grado sobre ella, siempre digo uno sabe que Dios existe y otra cosa es verlo, la gente se cree invulnerable ante esa pandemia tan terrible, no sabes cuànto te comprendo ... te acompaño.

Beso

Sylvie said...

Jo, qué penita Wait...pobrecita tu amiga y pobres sus niños...

la vida es así...da muchísimas vueltas, tanto para bien como para mal.

Besitos.

Cabigoes said...

Que triste y conmovedora historia compartiste con nosotros. Me hace pensar que por más perfecta que pueda parecer una familia siempre hay cosas como estas que hacen cambiar de opinión. Saludos!!!

Simplemente Michelle... said...

Mi Waiting... :(
Besitos ♥

Erika. said...

Es una historia muy triste, me ha tocado muchisimo, nadie predice el futuro...

Pero sus niños seran felices con sus abuelos.

Un abrazo para ti.

Champy said...

Tus bellas historias sumergen en mundos humanos y conmovedores....

Como de una misma familia puede emerger seres tan disimbolos pero tan llenso de vida....

Retrato perfecto y completo de una novela ó movie aderezada con todo, pero lo más importante, con humanidad, las grandes historias tienden a ser universales, cuando los sentimientos son reales la empatía es total...

Eres bella, mas por dentro, y mira que lo de fuera es una enormidad.

2046

Rino Bod said...

Era Tagore el que decía que la pena es poderosa y tenaz. Los hijos lo superarán, pero los padres lo tienen más difícil.
Saludos WFG. Espero que tú estés bien.

LaRaKeLa said...

A veces una cree que hay cierta tendencia a que a las mejores personas les ocurra lo peor. El sufrimiento de unos padres en circunstancias como estas o parecidas es algo salvaje que no puede superarse por completo nunca.

Un besazo, bonika.

Champy said...

Mamcita..... Hoy cumples años!!!!!


Muchas felicidades!!!!

Andes donde andes Mil Felicidades!!!!!!

Cuando muerdas tu torta de cumpleaños acuerdate de mi!!!

Diviertete mucho y que Dios te colem de bendiciones!

2046 Besotes para ti!

Oswaldo Aiffil said...

Waiting! Que fuerte! Esa historia del contagio por la sinverguenzura/desliz de la pareja está muy repetida en Caracas. Hay unas cuantas victimas silentes por allí. Que triste. :(((

Gerardo y Aimee said...

Wow, lo que es la vida...

Ale Calcines said...

Así es la parte miserable del ser humano, una mierda pues...

Gabiprog said...

Empujones o bofetadas, eso nos da vivir. Pero debemos, o quizas por ello, seguir abrazando cada una de nuestras respiraciones.

Un abrazo.

Uno said...

El dolor es parte de la vida. Debieras leer a Etty Hillesum...Ella me ha ayudado mucho. Un abrazo

Guerrero said...

Es realmente muy triste, siento la pérdida pero mir ael lado bueno y terminaron con sus abuelos que estoy seguor les brindarán más apoyo del que su padre puede imaginar.


un abrazo.

Alyxandria Faderland said...

Varias entradas juntas: disfruta del rayo del sol, por esta latitud y longitud, el cambio climatico no es una amenaza: YA NOS ALCANZO, tenemos un hermoso clima tropical con un otoño de 30 grados (encantda yo que me gusta el calor, pero los colaterales son de terror), de modo que damos las gracias si llueve.
.
Me has hecho reir con tu anecdota de las escort, ya me imagino lamillonada que te habria costado eso, y ademas sin entender de que se trata.
.
Me has hecho caer las lagrimas conla historia de esta amilia y los mdelos de belleza q nos venden. No siempre la belleza fue aliada de la felicidad, aunque dicen que ayuda, yo no puedo dar fe.
Perdon por os errores de tipeo, pero tienen su causa... ups, I Forgott you read in English too; and now it's more easy for me write in this lenguage than Spanish.

nano said...

.:.

el destino es tan jodido que es imposible no pensar en él cada tanto... es como "el alma" (según hemingway, que no escribió sobre ella porque no la vió nunca)...

el destino y el alma ¿tendrán algo en común?...

.:.

Waiting for Godot said...

Hola a todos: muchas gracias por todos los comentarios, se les agradece tanto cariño. Un besote enrome para todos!

RosaMaría said...

Qué dolorosa vida la de tu amiga! Es bueno que los niños estén con los abuelos y a vos un abrazo grandote con cariño y solidaridad por tu dolor.

Carlos said...

...tragedia tras otra.

Hay familias que sufren más de lo debido Waiting...


Besos.

Ade said...

Una historia de nuestra realidad y digo nuestra porque es del ser humano con sus grandes fallas...
Un beso
Ade

Cho said...

Y al leer esta historia.. lloro tambien :(

Blogger said...

New Diet Taps into Revolutionary Plan to Help Dieters LOSE 15 Pounds within Just 21 Days!