26.12.08

Somos los mismos niños

Es 25 de diciembre, en casa de mis padres en Caracas está reunida toda la familia que desde siempre ha vivido en Caracas, los primos que nacimos y crecimos en esta maravillosa ciudad estamos hablando de muchas cosas, somos muchos, pero no estamos todos, algunos se han casado y este 25 están con otras nuevas familias, pero somos mayoría, mis tíos y mis padres están en la cocina hablando de cosas de adultos, ninguno tiene acento andino porque lo han perdido después de tantos años en esta ciudad que los recibió siendo todos casi unos niños, pero las costumbres las mantienen, son respetuosos, buena gente y familiares como todos los andinos, cocinan sabroso porque mezclan aliños caraqueños con los andinos, aunque la cocina que se impone por lo de general es la de Caracas y el motivo es porque aprendieron a cocinar cosas tan importantes como Las Hallacas entre fogones y gente caraqueña, es por eso que las mejores hallacas (que son las de mi mamá) tienen sabor a mi ciudad, Caracas, aunque mis madre sea andina.

Pero hay muchas cosas que nos llevan a los andes, al pueblo de mis padres y abuelos, ese maravilloso lugar donde pasamos tantos meses de vacaciones escolares en nuestra infancia, es por ello que los olores y sabores andinos hacen que volvamos a ser los niños que corrían por esos montes y nadaban por esos ríos sin tener la menor idea de lo que la vida les deparaba. Y eso ocurre hoy nuevamente, el 25 de diciembre, porque la hermana de mi nono no ha venido a la reunión pero nos ha mandado de regalo muchos litros de Chicha Andina que ella con todo el amor del mundo ha preparado para nosotros, ella también lleva toda su vida en Caracas y con más de setenta años de edad, a diferencia de mis padres y tíos, no ha perdido el acento andino, será por eso, por su rico hablar, que su Chicha Andina tiene ese sabor del Mercado del pueblo de los domingos donde mi abuelo tenía un puesto para vender ropa de niños y adultos (también vendía zapatos) y donde todos queríamos estar con él cada domingo desde la madrugada para ayudarle a vender porque siempre a media mañana nos premiaba el esfuerzo comprando para todos nosotros Chicha Andina acompañada con Pastelito Andino.

Ayer nos tomamos todos juntos la Chicha Andina de la hermana de mi nono, a la que curiosamente llamamos tía, no tía abuela, mientras degustamos esa obra de arte uno de mis primos, mi favorito, me dice ¨prima, me siento como si estuviéramos en este mismo instante en el puesto del nono, como todos aquellos domingos¨, ¨sí es cierto¨, responde otro de nuestros primos, incluso mi hermana menor que era muy pequeña cuando mi abuelo nos regalaba con esa costumbre, lo recuerda y asiente con la cabeza, todos sonreímos y brindamos con la Chicha, que en ese momento sabe aún mejor porque se llena de recuerdos, ¨pero le falta algo, lo más importante¨, comento yo, ¨mi nono?¨ me pregunta mi primo y le digo con toda la seguridad del mundo que ¨no¨, ¨porque él siempre está entre nosotros¨, ¨lo que le falta es el pastelito andino, chico!¨ y todos soltamos las carcajadas, las mismas que nos han acompañado desde que éramos unos chamos, y es allí donde noto mientras les observo reír, que todo permanece igual a pesar del tiempo que ha pasado y es porque en el fondo fondo, nunca hemos dejado de ser los niños a los que mi nono colmaba de cosas sabrosas. Gracias a Dios.

Espero que vuestras navidades estén siendo como las mías, llenas de sabores ricos.

25 comments:

sulaco said...

Feliz Navidad para tí también

Rossy said...

Que bonito, Waiting! Es el Espíritu de la Navidad que nos hace seguir siendo niños.

Felices Fiestas!

Besos!!!

TOROSALVAJE said...

Seguro que nunca dejareis de ser niños.

:)

Besos.

Adrian Pegaso said...

En tu relato se nota que lo has pasado muy bonito!

Saludos desde la Tierra del Sol y el Buen Vino.

Bexos
Ad

Champy said...

Lo maraviilloso de las razas que luchan por mantener su escencia es presisamente el amor tan fuerte que los mueve a ellos.

Y cuando el amor está detrás de algo, todo lo vale y todo lo vence.

Yo vivo en una ciudad del norte de México, a 2 horas de la frontera con USA, y por estas latitudes ya no comemos Guajolote en mole, ni romeritos, acá ya comemos Turkey a la gringa, con un graavy que me parece más alemán que gringo, y lo acompañamos con Champagne... así de presuntuosos y tontos somos en el norte de México.

Yo no me canso ni em cansaré de hacerles a amis amigos el delicioso mole que a mi me hacía mi abuela, ella me lo hacía en leña, yo de perdis en gas, pero el amor que le pongo es el mismo que le imprimia mi abuela.....


Que ganas de probar una Chicha Andina!!!

2046 Besotes a toda la enorme y bella familia Torres!!!!

EUCHY said...

Tan bonito tu nono ♥

Feliz Navidad :)))

Evan said...

Siguen siendo esos niñitos y nunca dejaran de serlo, creo que nadie dejará de serlo, ninguno de nosotros...

Felicidades!

Que tengas un buen fin de año, Wait!

Crismar said...

Uhhhy!!!! rico, mi familia y yo también somos de los andes y la verdad es que no hay nada mejor que una hallaca andina... mi tía aún las prepara y en estas navidades todos las esperamos con ansias....

Saludos y felices fiestas!!!

Adriana Telerina said...

Te quiero mucho, mi Magdalena llorona y maravillosa!!!

Bello tu post, como siempre, como tu misma. Se que la estas pasando pitri mitri - disfrutalo todo doble, por ti y por mi. No se si seran los a#os o la luna o el biorritmo, pero a veces me convenzo de que nunca voy a regresar.

Mil besos amapuchados (mios y de tus sobrinos)

Benedetto said...

Tu sabes que, en esos detalles; en esos pequeños pero importantes detalles que nos lanza a la orilla de la cotidianidad nuestra memoria; està la mejor excusa para vivir por segunda vez los buenos momentos de la vida.

( Tu desde hace rato lo sabes! ( Risas )

...

Salud por la "Andinidad" !

Salud por la infancia!


Feliz Navidad; que esta ùltima semana del 2008 te siga brindando nuevas emociones ;-)




Beny:::

Yashvé ♥ said...

Que linda Navidad, con lo más lindo que puede tener seguir siendo esos pequeñines de siempre y compartir el amor de familia.

me encantó la historia, mis navidades tienen nuevos sabores y nuevas costumbres pero el mismo amor y cariño hacia los que están ó no mi lado.♥

Fernando said...

y vengo a recoger la nieve...la que dejas siempre como un manto para dejar sólo lo bueno..besos.

ACACIA said...

Waiting, espero que puedas seguir disfrutando y siendo niña estos dias
FELICIDADES!!

Carmen said...

Felices Pascuas. Gracias por contarnos las costumbres y por los buenos deseos. Que comiences con buen pie el año nuevo.

Gaviota said...

Hola linda, espero la sigas pasando rico, comiendo todo delicioso (yo he comido mucho mucho y sin remordimientos, ya me pondré a correr más en enero para quemar todo lo adquirido en diciembre). Me encantaron tus últimas entradas, especialmente la historia de Carmen. Te mando un besote y lo mejor de mis deseos para 2009, que siempre te vaya bonito!!

marichuy said...

Waiting querida

Que tengas un buen año 2009 y claro, una feliz despedida del 2008

Abrazo fuerte y besos

la gurisa said...

muchas felicidades waiting!

que comienzes el 2009 con la mayor alegria y qeu siga asi! (qeu es lo importante!)

besos!

Waipu Carolina said...

Qué felicidad se puede sentir en tu relato!
Extraño mucho mi Tierra en estos días.
un besote

Miguel Pinto said...

Si logramos mantener al niño que llevamos dentro seremos muy felices, yo creo que ese es tu truco. Te confieso que a mi a veces me cuesta mostrar al adulto que llevo afuera y te juro que cuando sale no me gusta, prefiero mucho más que salga el niño que aún anda por allí.

Recibe un abrazo muy grande que te pido sea distribuido entre la gente que te rodea en estos días, yo los conozco y se que se merecen mucho mas que un abrazo.

Martica said...

Felices fiestas querida Waiting!!! Y que esos sabores andinos siempre los tengas presentes, que son parte escencial de ti.

Te deseo un año lleno de abrazos, besos, soles, estrellas, y muchas letras que compartir.

NORKA said...

... Es que sin sabores ricos no hay NAvidad y es que nuestra Navidad de por si tiene un sabor màs que rico ...verdad ?

Tu Navidad Caraqueño Andina se parece mucho a la mia de verdad a mi solo me falta entonces tener cerquita a mis abuelitas quienes ya no pueden viajar màs estan siempre tal cual dices aquì ...como olvidar el ritual de la hallaca andina ... jamàs.

... Mientras yo brindarè este fin de año con mi Niño grande, su familia y sus panas, serà diferente porque adoro abrazar a mis viejitas y colgarme del cuello de mi papi pero ser feliz de la manera que sea no està nunca demas :)

BESO GRANDE Y UN ABRAZO FRIEND cuàntos jugos llevas ya ;)

IMAGINA said...

Chicha andina, qué rico!
Ahora que ando en guerra con los kilos le hago ascos al azúcar y al arroz....jajajajaja, pero cómo me enloquece una chicha.
Feliz Año, amiga, que el 2009 traiga muchas alegrías.

Lena said...

Yo he intentado tener una navidad silenciosa...

Te envío un ramillete de luceros, Gurugú!

Deseo luz y paz para ti y para tu gente querida!

Mil besos, Mil abrazos, Mil cariños!

La Gata Coqueta said...

En nuestro interior nunca queremos ser mayores y en realidad siempre llevamos dentro de nosotros esa semillita de niños.

Paso a desearte una feliz salida y entrada en el nuevo año y que todos tus deseos se hagan realdad sin olvidarse de los adquiridos con anterioridad.

Un beso y a seguir disfrutando de esa gran sagrada familia tuya.

marichuy said...

Wainting, querida

Bonne Année 2009

Besos y un fuerte abrazo