25.1.07

Menos mal que son sólo cinco!


Mi amiga Guachafa me puso una tarea (y qué tarea!): Hablar de cinco cosas que nadie (bueno casi, casi nadie) sepa de mí, me costó Dios y su ayuda, pero aquí van...






De pequeña me gustaba tragar monedas, era muy pequeña, pero lo recuerdo y recuerdo la sensación que aquello me daba, no eran monedas grandes y sabía exactamente como tragármelas para no morir, son de las pocas cosas que recuerdo claramente de cuando era niña... Ahora me gusta gastármelas! (palabra que tiene casi exactamente las mismas letras que tragármelas) ;)


La que era mi amiga imaginaria de pequeña: "Catrina", resultó ser la amiga imaginaria de mi hermana menor pocos años después, seguro que ella no se acuerda, yo sí, especialmente porque al mudarnos de casa "Catrina" no apareció más en nuestras vidas, y nunca más tuvimos amigos imaginarios.



Me enamoré locamente de un niño que venía todos los días (por mucho tiempo) a la heladería de mis padres, para hablar con mi mamá, era un niño que vivía en una zona muy peligrosa de Caracas, y que venía de una familia muy pobre con cinco hermanos más y él, tres estaban presos en el Retén de Catia (un infierno llamado cárcel), uno muerto en peleas entre pandillas y otro asesinado a balazos en el salón de su casa mientras veían la televisión juntos. Este niño tenía una mirada de adulto y mucha falta de afecto, por eso acudía a mi madre a contarle tods las cosas que había vivido desde pequeño, cosas que parecen dignas de la segunda parte de la película brasilera "CIUDAD DE DIOS", pero que eran su día a día (y lamentablemente el día a día de muchos niños venezolanos, y más aún hoy en día). El siempre me miraba y sonreía cuando mi mamá se descuidaba, tiendo a pensar que me quería también, aunque éramos dos niños y nuestros mundos tan distantes que nunca se habría atrevido a nada, supongo que nunca se dio cuenta de mi inmenso amor hacia él... todas las noches rezaba para que al día siguiente él volviera a la heladería, vivo, al día siguiente y todos los días siguientes hasta nuestra mayoría de edad, donde podría escaparme con él a vivir la vida bella que él se merecía, pero un día no volvió más. Mi madre sintió perder a un hijo. Yo perdí a un gran amor. Espero que siga vivo, de vez en cuando, aún rezo por él.

Fui muchas veces en bicicleta al trabajo, no es una cosa particular pero se convierte en tal al mencionar el detalle que este trabajo estaba en el OESTE de CARACAS, lo cual, en pocas palabras para los que no han visitado Caracas: es una hazaña casi imposible de realizar!, especialmente porque allí, en el OESTE de mi ciudad, el tráfico y el caos impiden que uno pueda nisiquiera caminar con calma, pues yo, me iba en mi bicicleta a mi trabajo,sí, yo. Para los que conocen Caracas pues el trayecto era algo más o menos así: desde la Candelaria a la altura donde esta la tasca El Guernica, subiendo por la Av. Universidad, pasando las Fuerzas Armadas hasta llegar a la Catedral de Caracas. Yo me sentía una princesa que pasaba por toda esa trayectoria con una bicicleta que además era de paseo, con cestica y todo... Mi jefe era un hombre que había vivido en París mucho tiempo, supongo que a pesar de la cotidianidad de la bicicleta en su vida, pues como que no la terminaba de asociar totalmente a una ciudad como la nuestra, aún así ese hombre alto, gordo y canoso no podía dejar de sonreír al verme llegar con mi bicicleta y amarrarla (con toda la normalidad surrealista que aquello significaba) a un tubo que estaba en el pasillo al lado de la puerta de entrada de la oficina (eso sí no era tan loca como para dejarla en la calle, era hippie no tuesti) hoy en día sé que en el Este de la ciudad hay muchos carriles para bicicleta, que mucha gente usa, pero yo, señores, fui una de las pioneras...

Nunca he conocido realmente a alguien llamado Mauricio, aunque he estudiado con gente que se llamaba así, puedo decir que nunca he tenido a un amigo muy cercano, alguien con el que haya compartido aunque sea un café, un vino o una buena charla y que tenga ese nombre, pero muchas noches me despierto gritando ese nombre, y con una desesperación horrible como si me hiciera una falta enorme y un vacío se apoderara de mi corazón con solo nombrarle , le he llamado dormida, en sueños y muchas veces durante el día me he quedado en blanco como bloqueada y de mis labios se me ha salido su nombre: MAURICIO, como si al nombrarle intentara traerle de algún lugar, tiempo, para que esté conmigo, a salvo. No asocio una cara con ese nombre, y no sé porque me pasa, pero me pasa.


De pana, a mi me ha costado tanto escribir este post, que no se me ocurre a nadie a quién pasarle la cadena - o hacerle esta maldad! ;) -, pero mi superstición me impide romper directamente una, así que se la mando a dos personas a las que yo sé nunca pero que nunca se tomarán el tiempo para seguirla y por lo tanto no les quitaré el sueño por esto: CARIBE y TORO.



De Peligro a Pele el Ojo (o como el venezolano usa refranes para explicar lo inexplicable) : Y quién dijo que era fácil hablar de uno mismo???

40 comments:

kristin said...

Super interesantes tus "confesiones", he leído unas cuantas cadenas como esta, pero tú has escrito cosas realmente nuevas e interesantes, imagino que efectivamente te devanaste los sesos para lograrlo. Lo de Mauricio me impactó, sólo puedo decirte que a mi me pasó una vez con un Valter (que en mi vida conocí) y asumí inmediatamente (y en mi sueño él lo confirmó) que era mi angel de la guarda. Pregúntale alguna vez a través de tus pensamientos si él no será tu angel... eso explicaría que lo llames, lo necesites. En fin, Mauricio me hizo pensar en Valter.
Saludos, primera vez que te escribo, pero siempre te leo.

k@rol said...

Me impresionó lo de "Catrina", mejor dicho no me gustó :( no sé porqué. Lo de Mauricio es bien interesante. A mi me pasa con un enamorado que tuve. Siempre sueño que lo ando buscando y no lo encuentro. A mi me encanta manejar en bicicleta, aquí en Montreal yo también iba de mi casa a mi trabajo (8 km aproximadamente)
Abrazos,

caribe said...

Mieeee tienes cuentos buenos, como el del chamito del barrio y el de Mauricio, estan para sacar unos parrafos en una novela. A ver q saco, es q ya he escrito muchas cosas de la infancia y tengo tamaños secretos (asesinatos, vidas paralelas, planes de conquistar el mundo) pero no los quiero contar ;-)
Ahi veo q otras cinco cosas cuento cuando tenga un chance :-)

La Flaca Simplona said...

Ay Dios! Yo también me tragaba las monedas, "las puyas" especialmente!!! Y lo de la bicicleta me pareció genial!!!! Yo también lo haría si pudiese. Pero no me imagino con ropa de oficina en una biciclta. Acerca de los Mauricios: tengo un primo y un tio llamados así!

Saludos!

Mil Orillas said...

He quedado impactada con tus confesiones, me han encantado, de corazón...

(porfa, no te tragues más monedas, me da terror...)

besos

NORKA said...

Hola Godot!, sipiripi mejor Godot no vayas a creer que tu eres mi MAURICIO pèrdido pero con el nombre Lena, la cosa viene del post aquel de las pulseras y la invitaciòn al concierto, creo si no me equivoco que alguien en un comentario te llamo asi.QUE LOOSER YO!.En fin menos mal que a mi no me ha tocado esa cadena , en seri que es peeeluisiiima!, pero a ud como siempre le quedò bien nice, te comento las ciclovias nùnca funcionaron y ahora hay que cuidar las bici tanto como una moto de alta cilindrada, lo de las monedas fue tipo faquir acaso?, lo del amiguito del negocio de tus papis me encanto suele suceder ese tipo de cosas con gente que necesita cariño, pero lo de Mauricio es bien curioso e interesante de verdad me impresiona un pelo para serte sincera què tal si le preguntas a Silvana la Argentina? si ya lo comentaste aca derrepente no te importe consultarle ella es psicoanalista, ahora te comento que ers genial para escribir, muuuy venezola como ya te dije y eso me gusta, no hay poses...un beso GODOT.

Miguel Pinto said...

Waiting, tú eres mas original que la Avena Quaker:

- Menos mal que dejaste de tragarte la monedas, para gastártelas, aunque parezca mentira es un poco menos peligroso.

- Esa amiga imaginaria tenía nombre de huracán destructivo: "Catrina"

- Todos tenemos un amor imposible, irracional e ilógico. Yo estaba locamente enamorado de mi maestra de 4to grado y la cosa me duro bastante.

- O sea que ahora aquí en Holanda estás en tu salsa, pues aquí es que no ande en bici, no quiere a su mamá.

- Yo siempre he pensado que todos los que se llaman Mauricio son súper buena gente. Yo tengo un sobrino que se llama así y mi último socio en el buró de Diseño en Venezuela se llama también Mauricio y los dos son bien panas, si quieres te los presento.

Bueno, amiguita, me gusto mucho tu post. Como siempre.

TOROSALVAJE said...

Varias cosas:

Me ha encantado lo de tu niño-novio, y que todavía reces por él.

Imaginarte de niña-hucha me ha hecho reír un buen rato.

Y de ciclista surrealista has estado impresionante.

Como ya bien me conoces no voy a seguir la cadena, pero como me caes bien te revelaré un secreto celosamente guardado y que vas a ser la primera persona del blog en saberlo.

Ahí va.

En realidad me llamo,

Mauricio, jajajajajaja,

Muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.

Mil Orillas said...

Mauricio...cantame claveliiiiito!

(escóndete...tengo pasaje Madrid-Barcelona para este fin de semana)

Waiting Querida, no he dejado de pensar en este post...

Malvado Ventrílocuo said...

Yo a veces me levanto por las noches y me viene a la mente: "leche con galletas". No sé si tiene mucho que ver. Quizá Mauricio y la leche con galletas estén en el mismo universo paralelo (en ese caso, ¡que le aproveche!).

Tus historias me han parecido fabulosas, rozan el absurdo en su punto justo.

GZL said...

killa mortá tus confidencias....No sabria que contar...
Algo rarilla eres con eso de las monedas no??? que barbaridad...Porque tienes el libro del habla de cai????tiene un novio gaditano???? pero de cadi, cadi o puerta tierra..jajajajajaja.
Si bajas por aqui, hacemos una quedad y tiramos unas bolas ok???
saludos desde Cadiz a ritmo de chirigotas.

Angie said...

Me gustó, mucho todo lo que contaste, muuuy interesante fueron algo así como cinco historias, que revelan como es tu personalidad, muy bien pensado, te costó, pero te quedó muy bien.
Abrazos

Adrian-Pegaso said...

Cuantas cosas interesantes que uno se entera por la blogosfera!! ;)

Bexos
Ad

El Trimardito said...

Jejejeje!! te tocó la tarea, bueno ya muchos pasamos por hacerla, me dejó impresionado lo que contaste sobre el chico que te gustaba de chica.
saludos!

La Gata Insomne said...

Hola
qué geniales tus memorias, la que me gusta más es la de MURICIO, y como le meto al detective voy a veriguarte algo sobre el caso, luego te voy dejando información.
Lo de "prestarse" la amiga imaginaria,me parece digno de un cuento.
Tus andanzas en bicicleta por el oeste.... casi que no me las creo, a menos que me jures que de eso hace muuuucccchhhooooo tiempo.
Del niño de la calle, creo que a todas nos ha pasado algo por el estílo, debe movernos algo eso de la desigualdad, nos inspira maternidad, o la fantasía de una vida como la de "Ligia Elena la cándida niña..."
Del cuento de tragamonedas puedes hacer uso cuendo estés pelando, te para es un semáforo con los malabaristas y haces tu show, trata de que sean centavitos.

Besos

Angie said...

Mi amigo imaginario se llamaba Neno. Nunca supe qué pasó con él ni me acuerdo cuándo lo dejé de ver...

-Pato- said...

Me han encantado tus cinco secretos o cosas poco contadas.

De mas está decirte que con la historia del niño me has hecho emocionar hasta las lágrimas y con la de mauricio me has dejado con la boca abierta y elucubrando destinos y cosas de peliculas de suspenso, eso es alucinante!!!

Lo de la bicicleta, no conozco Caracas, pero por un momento me imaginé por la 9 de Julio en Bs As - o sea algo semejante a ese infierno que contás- en bicicleta y me dio algo así como ganas de huir, ajajja!!

Un saludo enorme a la niña tragamonedas :)

Besos me ha encantado conocerte un poquito mas y el día que ToroMauricio acepte contestar un meme se viene abajo el mundo blogger, ajajjaj!!!!

Waiting for Godot said...

Kristin: Qué alegría que me leas, bienvenida! Intentaré seguir tus consejos, te contaré si sé algo más!

Karol: En Amsterdam ir en bici también es MUY fácil! ;)

Caribe: Me dejas tranquila, porque yo también tengo otros cuentos parecidos a los tuyos, pensé que era la única... Y lo de las cinco cosas para contar, sabes que te puse la tarea esperando que no la siguieras!

Flaca: Las puyas, jijijii, yo también!!!!

Mamá MO: tranqui, no me trago más monedas, lo prometo!

Norka: Linda, ya te escribí en tu blog disculpándome por la confusión.... me puedes llamar como quieras ;) Lo de Silvana, de pana espero que no lea este post y descubra en mí cosas que no sé por mis confesiones... jijijiiji.

Miguel: Tu maestra de 4to? Me imagino aquello, y tu con esa carita tan tierna haciéndole ojitos a la maestra, qué belleza! :)

Toro: Si supieras que cuando ya había publicado el post pensé: dígame si el Toro en realidad se llama Mauricio... y si me lo cuenta??? jejejejje, y ha pasado! ;)


Malvado ventrílocuo: Sí!!! eso lo explicaría todo y quizás yo inconscientemente lo que quiero es comer leche con galletas y no a Mauricio! ;0)

Gema: Sí, un poco rarilla sí, y sí de Kai, Kai. :)

Angie: no sé si revelan mi personalidad pero me ha costado escribirlas...

Adrian: Interesantes o raras??? :)

Tirmardito: Sí, esa fue LA TAREA.

Gata: Tu averigua a ver que encuentras.... lo de la bici no fue hace muuuuucho tiempo créeme, lo de Ligia Elena, quizás yo no soñaba con el musiquito aunque di vueltas con el Guillermo en su moto!

Angie: NENO?, interesante... Gracias por visitarme!

Pato: Si lo del niño te emocionó eso demuestra una vez más tu sensibilidad y amor infinitos.. :)

Besitos para todos!!!

chicha said...

que creepy lo de catrina y lo de Mauricio!!!!

mi despertar said...

Graccias por tus respuesta desde hoy te sigo

Haldir said...

Chicha cómo vas a decir eso? Yo también siempre estuve enamorado de un nombre sin cara, eso no tiene nada de malo.

(pero yo ya le conseguí cara.)

Goathemala said...

Me da cierto pudor asomarme por primera vez y descubrir unas confidencias (lo de las monedas me tiene pasmado), pero bueno, prometo leer algo de más abajo regresar.

Saludos.

palabras con ningun sentido said...

que bueno esto de las cinco cosas. Está realmente bueno porque permite conocer cosas de alguien a quien casi nada o nada se conoce.
¿Cómo era el nombre de aquel niño?
¿No sería Maucicio?
Te dejo mu cariño

Bewater "Manolo" said...

Oh dear, ke bonito, lo de mauricio es un buen argumento para alguna pelicula...sigue contando historias que tal vez Godot no llegara pero mauricio sí, un besote

Ana said...

Porque la vida es una tragicomedia, hay que vivirla y contarla, mientras esperamos por Godot (o no).

Con esto por ahora suficiente, que me lo anticipes al abrir la puerta ya me hace sentir como en casa. Volveré. Me gusta lo que huelo.

Besote desde la Ptagonia.

Fanmakimaki said...

Yo conozco a un Mauricio. Trabaj conmigo. y es un poco, no se como decirlo, especial!

Erika. said...

Me encantaron tus confesiones... Y como es eso de que te tragabas las moneditas y saber que hacer para no morir atragantada!. Creo que eso merece post aparte :P

Mauricio... Me gusta mucho ese nombre, tal vez lo uses cuando tengas un hijo :)

Besitos!

pokapeski said...

ma dejao flipao quilla. yo que te creia una buena persona y resulta que te tragabas las monedas. como las cabinas de telefonica, como los parkimetros!!!
lo que me extraña es que pensaras que eso no te podia dejar secuelas como la de no poder recordar mauricios :D

CURRUSA said...

Qué linda la historia de tu amor platónico de la infancia, ojalá que el chico en cuestión ande por allí sonriéndole a la vida con tu recuerdo.

Saludos!!! ;-)

NORKA said...

PEEEEERROOOOOO!, que locura,nota, no se que es lo de TORO!, jajaja! y yo diciendole a el que si habian hecho alguna adivinanza o un juego y no me entere, SIEMPRE YO DE LENTA!, que comico ,es asi el Gran Toro se llama Mauricio. Gracias por tu comentario, me agrada viniendo de gente como tu, FINO!

Waiting for Godot said...

Chicha: Jajaja, me has hecho reír mucho con tu comentario....

Mi Despertar: Gracias a ti por visitarme!
;)

Haldir: Yo no sé si estoy enamorada de un hombre sin cara, he estado enamorada de hombres con mucha cara, eso sí!

Goathemala: Bienvenido, me alegro de no haber confesado cosas que yo consideraba más fuerte que lo de las monedas :)

Palabras con ningún sentido: No, su nombre no era Mauricio, aunque si lo pienso por un momento, tiene lógica lo que dices. Gracias por visitarme de nuevo!!! ;)

MANOLO: Me ha vuelto el alma al cuerpo con tu visita, ya me imaginaba que los londinenses te habían raptado y no volverías más a visitarme!!!! Me contenta verte por aquí!!!

Ana: Patagonia? Esto si que es unir al mundo y lo demás es cuento... bienvenida!!!

Fanmakimaki: Especial, especial, o sólo como diría Papuchi : raro, raro raro? :)

Erika: Linda, gracias por visitarme, la verdad es que he pensado en nombres para todo, menos para hijos, será algo malo? Bienvenida!!!!

Pokapeski: quillo me asustaste cuando leí que me creías una buena persona.... ahora cuando has puesto lo de las secuelas... jajaja, sí, eres tú!!! Besitos!!!

Currusa: eso mismo espero yo, no tanto que sea feliz con mi recuerdo, me conformo con que sea feliz!!!! Muy Feliz!!!

Norka: No, el Toro no se llama Mauricio, eso dice él porque quiere volvernos locas a todas ! Jajaja, mentira, sólo que a él le gusta mucho bromear y por eso se confesó como Mauricio!!!! :)

Besos enormes para todos!!!!

A Calcines said...

Si juntamos todas las tareas de los bloggeros hacemos un libro de lo mas interesante...a ver quien empieza??

Ernesto said...

tal vez viste una peli de mauricio garcés.

Victoria said...

Todos tus secretos dan para escribir miles de historia.
Eres mi héroe por tus aventuras ciclísticas en Caracas. Yo una vez me fui en bicimoto desde Chacao a la UCV y fue toda una experiencia, desde los autobuses me lanzaban papeles, los otros motorizados me hacían “proposiciones indecorosas” en los semáforos, los carros se me lanzaban encima. Pensándolo en frío fue bastante divertido, no debí haber tirado la toalla tan pronto.
Besos

Differ said...

Waiting q bueno es leerte despues de un dia agotador dando vueltas por Caracas desde el Llanito a Vista Alegre, en carro y con megacolas!!!
Ni me imagino lo de la bici, Q Audaz!todo el recorrido por estas calles caoticas donde una bici nunca salia - en mis memorias - de su urbanizacion o de la cotamil los domingos, eres toda una 4X4 :)

Pero sin duda el q me toco el cuore, fue el de la heladeria, me encanto... Creo q de pequeña alguna vez me trague una metra,las monedas -puyas! mamma mia se me salen los 30 y pico!- las reunia para cambiarselas al portu del abasto por Bs y comprar barajitas o pan dulce:), nunca tuve amigos imaginarios aunq jugaba sola y pagaba y me daba el vuelto...

Al final es un placer leerte porque uno va desempolvando recuerdos felices.

Besos y saludos desde Caracas!!!

Kike said...

Saludos:

He oído por ahí que tu amiga Catrina creció un poquito, y que estuvo hace poco por EE. UU., por New Orleans... Aunque ahí se hizo llamar Katrina, no sé por qué.

Y sobre Mauticios, si quieres te presento uno, uno de mis mejores amigos.

¡Saludazos!

Jacqueline said...

Waiting, Waiting... conozco a tres Mauricios. Ahora no dejo de pensar que quizás alguno sea el tuyo. Les voy a preguntar si de pequeños eran tragamonedas a ver qué pasa.

Te mantendré al tanto.

¿Dónde estaba la heladería de tus papás?

Nostalgia said...

Eres mi heroína.
Mira que bicicletearte gran parte de Caracas, con todo y sus peligros, wow...te admiro.
Tal vez me comí un heladito allí donde tus papás. Rico, seguro.
Besos ♥

Waiting for Godot said...

Ale: La verdad es que la idea no suena ni tan mal...

Ernesto: Gracias por visitarme... Mauricio Garcés, para ser sincera no me suena, pero investigaré!!! ;)

Vicky: Sí algo de eso tenía yo pero yo no le paraba a nada y pedaleaba.... :)

Differ: Sí, las puyas... aquí se nos cayó el pasaporte a más de una jijijii, de todas formas sí yo soy un poco 4X4, me alegra que te gustaran mis cuentos, un besito!!!

Kike: Gracias!!! Al final parece que voy a conocer a mil Mauricios, quizás ese sea la finalidad de todo esto!!! :)

Jacquie: La heladería estaba por San Bernardino... si alguno de tus Mauricios tragaba monedas jajajaja, jajajaja, te imaginas???

Nostalgia: bonita, mi heroína eres tú viniendo a visitarme durante tu recuperación!!!! la verdad es que siempre que recuerdo mis paseos en bicicleta lo veo todo bonito, cero recuerdos feos o tráfico o nada negativo!!!

BESOS PARA TODOS!!!!!

Mil Orillas said...

Finalmente...nos vemos en Londres ¿no?
Eso si Adri vuelve de Margarita y no se queda atrapada en tanto sol y tanto mar!
jajaja!